Se trata de las famosas estatuillas de Acámbaro, las cuales son una magnífica colección de 32 mil piezas, de figuras realmente extrañas, que fueron descubiertas en la localidad de Acámbaro, México, en las que se puede observar la figura del ser humano coexistiendo con los míticos dinosaurios.

Para los investigadores es de común aceptación reconocer que los reptiles prehistóricos existieron en nuestra superficie hace aproximadamente 220 y 65 millones de años durante la era Mesozoica, pero no la coexistencia con la humanidad hasta que los dinosaurios se vieron extintos.

¿Quién realizó el famoso hallazgo?

El descubrimiento tuvo lugar en la región de Acámbaro, México en la fecha de 1.944, por el comerciante alemán Waldemar Julsrud, quien se encontraba en la provincia de Guanajuato, cuando realizando un paseo a caballo con su ayudante observaron una pieza de cerámica que sobresalía del suelo.

Al observar que la figura encontrada no coincidía con ninguna otra antes encontrada, el comerciante ordenó a su ayudante que extrajera y llevará hasta el todas las piezas que pudiera encontrar, puesto que le sorprendía el estilo y gran diversidad que poseían las figuras.

Cancelando un monto de un peso por figura intacta, el ayudante logro conseguir alrededor de 33.500 objetos que van desde cerámica, piedra, obsidiana y jade, siendo únicas en su especie y no se han visto duplicadas, Julsrud nunca comercializó las figuras por el valor científico y su objetivo era proteger lo que consideraba como un patrimonio para la humanidad.

¿Qué piensan los expertos al respecto?

Cuando se realiza la publicación y exposición de las figuras al mundo, la comunidad científica desestimó la autenticidad de las figuras, al no existir evidencias de la coexistencia de los dinosaurios con los humanos, lo que se catalogaría como un hallazgo superfluo, sin ningún tipo de relevancia para la historia.

De igual forma afirman que estas figuras carecen de autenticidad, al mostrar dinosaurios que no han sido descubiertos, animales desconocidos, reptiles, razas con características aéreas, domesticación de reptiles de menor tamaño, grandes monos y divinidades totalmente desconocidas para los especialistas.

Aún en contra de todo pronóstico, hubo un investigador que se interesó en el descubrimiento de Julsrud, se trata de Charles Hapgood, quien es profesor de Historia y Antropología en la New Hampshire University, quien ha viajado con la finalidad de investigar el descubrimiento.

¿Piensas que realmente los humanos coexistieron con los dinosaurios? ¿O pueden ser imágenes que fueron forjadas a partir de la imaginación de alguna antigua civilización? ¿Qué piensas al respecto?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.