Durante muchísimo tiempo, en la comunidad científica se ha sostenido que todas las personas del mundo han descendido de los primeros seres humanos que abandonaron África hace unos 100.000 años atrás aproximadamente.

Sin embargo, a pesar de ese consenso científico, hay muchos aspectos que los genetistas y otros científicos e investigadores no entienden acerca de la historia humana. Y al parecer, la constante investigación en el tema está planteando más preguntas que respuestas.

Investigación de los aborígenes australianos

Se realizó una nueva investigación sobre los aborígenes australianos, que ha revelado detalles sorprendentes sobre su genética. Según los expertos, transportan material genético de una especie humana no conocida por el mundo.

La nueva investigación radica en que las personas de Papúa Nueva Guinea y el noreste de Australia tienen rastros de ADN propios de una especie humana extinta que jamás ha sido identificada.

¿Qué dicen los investigadores?

Durante el año 2016, investigadores científicos de la Facultad de Medicina de Harvard publicaron una serie de hallazgos de estudios exhaustivos del genoma humano de todas las áreas del mundo. Sin embargo, lo que generó gran curiosidad fue el descubrimiento sobre la genética de población aborigen australiana.

Al parecer, en su genotipo poseen marcadores genéticos que indican que son descendientes de una especie humana aún no identificada.

Los investigadores de la noticia, han estado analizando exhaustivamente la cantidad de ADN homínido extinguido que aún ciertos humanos modernos llevan en la actualidad. Con todo este proceso, se dice que encontraron discrepancias en estudios previos a los realizados que podrían sugerir que nuestra mezcla con neandertales y denisovanos no es toda la historia evolutiva de la humanidad.

¡Esto es una revelación increíble!

Este nuevo estudio significa una revelación increíble en aspectos genéticos e históricos para la humanidad, porque representaría un aumento en la teoría de la evolución humana.

Este nuevo estudio demostró que el código genético de los aborígenes australianos se constituye de marcadores de ADN que indican un antiguo cruzamiento con una rama no identificada para la humanidad.

Se sospechaba que esos marcadores de ADN podrían indicar que antepasados ​​de estas personas, se entrecruzaron con las esquivas especies antiguas conocidas como Denisovanos, pero con esta noticia se ha demostrado que esta hipótesis resultó ser incorrecta.

Fuente del vídeo: Verdad Oculta

Después del análisis, los científicos de esta gran hazaña, descubrieron que los marcadores genéticos eran distintos de los marcadores Denisovanos. Con esto, se llegó a la conclusión de que habían descubierto las huellas de una forma completamente nueva correspondientes a la antigua especie humana.

La amplia diversidad del código genético de los pueblos nativos de Australia, además de poseer ese peculiar marcador genético que indica que el entrecruzamiento con una especie humana desconocida, también indica que todavía hay mucho más que descubrir sobre la historia evolutiva de la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here