Hattusa es una ciudad antigua, ubicada cerca de la ciudad de Bogazkale en Turquía. Sirvió como capital para el imperio Hitia hacia finales de la edad de Bronce; es hogar de esfinges, leones, piedras megalíticas, una piedra verde misteriosa y perforaciones parecidas al láser en bloques de andesita.

Esta ciudad llena de bosques extensos y campos fértiles, tenía inconvenientes con su ubicación uno eran los ríos no podían navegarse, lo que impedía el transporte por agua y otro la cercanía de los Kaskianos. Relatos históricos dicen que los Kaskas eran una amenaza para Hattusa.

Primeras excavaciones

Se cree que las primeras excavaciones que se realizaron en esta zona fueron cerca del año 1906, el instituto Arqueológico de Alemania comenzó sus labores en las ruinas de la ciudad, este trabajo ha seguido hasta la actualidad en diversas campañas arqueológicas del verano

Los restos que hasta ahora han sido encontrados en las excavaciones principalmente corresponden al reinado de los monarcas hititas, quienes modificaron varios templos con el fin de mostrar las maravillas de su imperio, aprovechándose de las riquezas de la época y el poder militar.

Esta ciudad pasó por momentos turbios

Hattusa fue reconstruida por Hattusili, quien la convirtió en su capital. Dentro de la historia Hitita se habla de la amenaza constante que recibían de los Kansas. Con la caída del imperio Hitita, la huella de Hattusa desapareció aunque se sospecha que fueron los Kansas quienes la destruyeron.

Algunos expertos aseguran que los incendios masivos hicieron que la ciudad de Hattusa y otros lugares cercanos se arrodillaran. Otros, consideran que estas ciudades no fueron destruidas por los ejecitos invasores, sino que fueron destruidas por una fuerza que no pertenecía a este planeta.

El misterio de la piedra verde

El misterio por el cual Hattusa es tan conocido, es una enorme piedra de color verde perfectamente pulida que se encuentra donde se encontraba en algún momento el Gran Templo. El origen de esta piedra ha generado grandes debates entre los expertos ya que no se conoce realmente el origen de esta roca.

Hay quienes argumentan que esta roca fue un regalo de Ramses II posterior al tratado de paz de Kadesh; pero no existen textos antiguos que confirmen esta teoría por lo cual no puede ser comprobada. Otros señalan que por la ubicación de la piedra, pudo haber tenido algún tipo de función religiosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here