El estudio de nuestros antepasados y su estilo de vida es una maravilla. A través de ella hemos conocido múltiples datos interesantes que nos muestran las culturas y costumbres de todos ellos. De entre toda la información que hasta hoy en día conocemos, por lejos, las construcciones de hace milenios son las que más llaman la atención. Así pues, conozcamos un poco más de ellas y todo lo que implicó construirlas.

Perfectamente alineadas

Millones de estructuras milenarias se encuentran repartidas alrededor del mundo, prácticamente en todos los países hay una. Cada una de ellas tiene una historia por contar que, en muchos casos, se nos hace imposible determinar por la complejidad de la cultura a la que pertenece. A pesar de esta posible información casi inalcanzable, hay algo más allá.

Muchas de estas estructuras están en ubicaciones remotas que pueden incluso imposibilitar su construcción hoy en día. Además, su construcción es misteriosamente precisa. La unión entre algunas pesadísimas piedras tiene una exactitud muy intrigante. En algunos casos, paredes y columnas soportan el peso completo de una montaña o cueva.

Sin herramientas modernas

Obviamente estas maravillas de la ingeniería de antaño fueron realizadas sin excavadoras motoras, ni con martillos hidráulicos o cualquier otra maquinaria de nuestros tiempos. En la gran mayoría de los casos se utilizaron esclavos o personal obrero muy mal pagado para mover las pesadas rocas de un lugar hasta el punto en donde descansarían eternamente.

Para construir estas pirámides, templos y complejas edificaciones hoy en día se necesitarían millones de euros y un mínimo de tres años. Evidentemente en esos entonces se pudieron haber tardado muchísimos años, pero esto no quita la incógnita de su construcción. En los foros y entre el público experto se manejan muchas teorías e hipótesis, pero nadie realmente conoce qué métodos de construcción utilizaron.

Las civilizaciones antiguas desafiando los límites

En total se manejan tres posibles teorías para lograr hacer estas construcciones. La primera, es que estas civilizaciones antiguas emplearon medios y modos que hoy en día desconocemos. Por alguna u otra razón, hubo un hueco en la historia y esta vital información se perdió.

La segunda posibilidad podría ser alguna teoría explicada actualmente. Si se revisan algunas con detenimiento podrían incluso tener sentido. Finalmente, una de las más polémicas, es que tuvieron intervención extraterrestre. Lo único que podemos hacer actualmente es seguir estudiando estos yacimientos e ir arrojando planteamientos. Más allá de esto, solo queda esperar las respuestas de los expertos que trabajan en el tema.

1 COMENTARIO

  1. Si nos atenemos a la navaja de Ockam seguramente la construyeron ellos echando mano de técnicas, tiempo, recursos y motivos fanáticos que les llevaron a ello. No te parece?
    Antes las personas no tenían prisa y estaban completamente absorbidos por la religion. Comían, cagaban, follaban, dormían y guerreaban y cuando no, construían como descosidos por los motivos peregrinos que les inducían a ello sin escatimar esfuerzos. Igual que un fanático de un equipo de fútbol actual que es capaz de hacer cola o acampada toda la noche por conseguir una entrada.
    Se cuenta, que en algunas tribus indígenas tenían plantas que con la respectiva preparación podían ablandar una piedra sólida hasta convertirla en plastelina, luego la ubicaban en su lugar dándole forma y más tarde adquiría la dureza que tenía tras los efectos de las plantas utilizadas. Bueno, esto explicaría mejor la pericia que tenían poniendo aquellas piedras que no que fuesen extraterrestres avanzados que viniesen de los confines para hacer colosales monumentos inútiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here