Antiguos mitos aztecas indican que hace mucho existieron distintos mundos ajenos al que conocemos. Los investigadores aseguran que tenían la creencia de que el hombre existió cuando los dioses Quetzalcóatl y Tezcatlipoca formaron la tierra al destruir a un monstruo que acostumbraba asesinar a los habitantes. Por otra parte, los mitos apuntan que ambos dioses descendieron del cielo para crear la tierra en la que ahora vivimos.

Los soles de la creencia azteca

Según la mitología de esta civilización, existieron distintos seres humanoides, y cada uno de ellos fue asesinado o convertido en animal. Por otra parte, con el “sol del jaguar” comenzarían estos mundos, así indican los expertos sobre las creencias aztecas.

De tal modo, en otras versiones surgen los dioses Quetzalcóatl y Tezcatlipoca que desearon crear la tierra; sin embargo, antes debían destruir una gran bestia que después de su muerte, formó parte del mundo en el que vivimos. Las otras divinidades provocaron que de su cuerpo emergiera la naturaleza: las plantas, los ríos y las montañas, entre otros.

Los especialistas apuntan que estos dioses son los más trascendentes de la mitología azteca. Los hechos son muy parecidos a aspectos señalados en otras civilizaciones. En aquel momento, el mito era la única forma de explicar los fenómenos y conocer el origen de todo lo que estaba alrededor del hombre.

Más detalles sobre la mitología azteca

Otros detalles que destacan es que los dioses más importantes de las creencias de esta índole descendieron de los aires, al igual que en algunas tradiciones de otras civilizaciones mucho más antiguas. Por otra parte, en cuanto a los soles que representan un mundo distinto, se podría decir que lo aztecas intentaron explicar todo lo que conocieron en esas épocas.

Por otra parte, muchos estudiosos de la historia de esta cultura creen que se ocultan enigmas que aún no podremos conocer con totalidad. Afortunadamente existen documentos para seguir investigando sobre esta civilización.

Metamorfosis en las creencias

En los mundos expuestos por este pueblo, muchos de los habitantes fueron devorados, ahogados o convertidos en animales: peces, aves, entre otros.

Por otra parte, la civilización azteca fue un gran pueblo que manejaba muchos elementos, esto los hacía avanzados en muchos ámbitos, hasta que llegaron los españoles y devastaron todo el territorio en busca de oro. Aun así, este pueblo dejó un legado que apenas está siendo descubierto por los especialistas en la materia.

La mitología azteca guarda algunos misterios que tal vez se descubran más adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here