Durante una excavación en el país asiático, un descubrimiento desconcertó a la comunidad científica. Después de todo, fue hallado un fósil que no puede ser asociado a ninguna criatura prehistórica conocida. Los huesos fosilizados datan de unos aproximados 500 millones de años.

Una revolución para la comunidad científica

El descubrimiento de este fósil anómalo ha llamado la atención de variados hombres de ciencia. Esto debido a que este puede hacer que todos nos replanteemos lo que sabemos de la prehistoria hasta ahora.

Se dice que el hallazgo de este fósil se retrasó por el color de la piedra en la que se conservó. Después de todo, este era muy similar al del cuerpo fosilizado.

¿Ya hablaban de él en las leyendas?

Después de hacer investigaciones, se ha descubierto que los en leyendas antiguas ya tal vez se hablaba de esta criatura. Algunos relatos de más de 100 años de antigüedad hacían referencia a un ser con características similares.

Sin embargo, aún no ha podido ser estipulada una relación contundente entre uno y otro. Esto se debe a que se estipula la edad del fósil en unos 500 millones de años de antigüedad.

Una criatura como ninguna otra

Según las descripciones, el fósil representaba a una criatura alargada como un tubo. Adicionalmente, sus dimensiones se destacan por tener una longitud de más de medio metro.

Se supone que este ser pudo tratarse de una criatura marina. Pero por la edad y la ubicación, parece ser prematura. Esto a menos que ese ente no perteneciera originalmente a este mundo.

El dolor de cabeza de los investigadores

Una vez descubrirla esta criatura, ha sido necesario clasificarla y darle un nombre. Sin embargo, debido a sus particulares características el hacerlo no ha sido una tarea fácil.

Al final, han decidido denominar a la especie “Allonia Nuda”. Para su clasificación los investigadores determinaron que pertenecía al grupo de los “Chancelloriidae”. Estos se tratan de un conglomerado de animales poseedores de espinas. No obstante, el primero de estos con forma tubular es el recién descubierto.

¿Podría haber más como este?

El hecho de que su color lo haya camuflado por tanto tiempo aumenta las esperanzas de los arqueólogos. Después de todo, si la tendencia en esa zona es que los sedimentos sean de ese tono, podría haber nuevos descubrimientos.

Con ellos, existiría la posibilidad de que aparecieran más criaturas como esta. Del mismo modo, abre la puerta a la esperanza de encontrar nuevos y más raros especímenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here