Descubierto por primera vez en el año 1910 y comprado al año siguiente por JP Morgan, un financiero de Wall Street, este texto cuenta la historia de la crucifixión de Jesucristo pero de una forma bastante distinta de la que todos conocemos de la Biblia.

Poncio Pilato no era un enemigo

Dentro de los hechos relatados en el manuscrito se dice que, muy diferente del Pilato que condenó a Jesús, este era un fiel seguidor. Además, la última cena del Mesías no la realizó con sus discípulos antes de ser entregado. Sino que fue en el mismísimo hogar de Pilato donde se llevó a cabo.

En medio de la cena, Pilato le dice “pues bien, he aquí la noche ha llegado, levántate y retira, y cuando llegue la mañana y me acusen por ti, les daré el único hijo que tengo para que lo maten en tu lugar”.

Jesús se niega diciendo que, si quisiera salvarse de su destino, podría hacerlo sin mayor problema. Sin contar que, al parecer, también tenía la capacidad de volverse invisible. Pues luego de esto, dice el texto, a Pilato se le dificultó verlo por mucho tiempo.

¿María Magdalena era esposa de Jesús?

La traducción fue hecha por el profesor de Historia del Cristianismo en la Universidad de Utrecht, Roelof van der Broek. En ella, también se asegura que Jesús no era célibe como siempre hemos creído. Por el contrario, hay algunos fragmentos donde el Hijo de Dios habla de su “esposa”. Allí la defiende por ciertos ataques verbales que ha tenido.

Sin embargo, aunque María Magdalena no es mencionada directamente, muchos son los investigadores que han atribuido estas palabras de Jesús a una posible afirmación de ella como su esposa.

El beso de Judas no fue lo que pensamos

El texto, originalmente escrito en copto, afirma además que el beso que Judas da a Jesucristo al momento de entregarlo no fue por motivo de culpa o arrepentimiento. Sino que fue una manera de evitar las confusiones que daba su poder de cambiar de formas.

Entonces los Judíos dijeron a Judas: ¿Cómo lo arrestaremos [a Jesús], porque no tiene una sola forma, pero su apariencia cambia. A veces es rubicundo, a veces es blanco, a veces es rojo, a veces es de color de trigo, a veces es pálido como ascetas, a veces es un joven, a veces un viejo…”

Como se puede ver, los judíos estaban confundidos y preocupados pues no podrían reconocer a Jesús cuando fueran a buscarlo. Con el beso, Judas quiso disipar las dudas y mostrar quién era Jesús, para que no existieran confusiones.

Palabras de van der Broek

Si bien resulta ser un manuscrito sumamente controversial, su veracidad aún no ha sido confirmada. Se cree que fue escrito por san Cirilo y que estuvo a cargo de monjes. No obstante, van der Broek es de la creencia de que fue manipulado o escrito por alguien más.

Este profesor de Historia del Cristianismo dice que, para el momento en que fue escrito el texto, ya la Biblia estaba canonizada en Egipto. Por lo que no se descarta que los nativos creyeran en las historias que surgieron a partir de ella. Incluso, si fue un monje el que lo escribió, no considera que haya creído en todo esto. Aun cuando muchos si pudieron haberlo hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here