Al año los descubrimientos extraños se miden por decenas, siendo algunos casos inusuales y otros que van a un nivel más allá. Luego de las investigaciones correspondientes, pocas locaciones atraen tanto la atención como esta serie de cuevas que estaremos revisando. Esta clase de historias tienden a tener muchos detractores y muchos otros que la aceptan, queda de tu parte posicionarte.

El misterioso hallazgo

El descubrimiento de la cueva en sí no fue el punto de interés en esta historia, sino todo lo que está detrás de ella. Todo comenzó hace más de una década, cuando un grupo de investigadores originarios de china exploraban la frontera entre su país natal y el Tíbet. Esta zona se caracteriza por ser sumamente inhóspita, siendo muy difícil abrirse paso entre ella.

En su viaje se toparon con algo que los sorprendería y harían valer su travesía. Los exploradores chinos hallaron una cueva de varios túneles y cavernas muy inusual a lo que acostumbraban ver. Las características físicas de la estructura mostraban rasgos que los pusieron a pensar por un momento.

Características de la cueva

Así pues, en medio de la impresión de los expertos investigadores asiáticos, comenzaron a ver y a evaluar los pequeños detalles y muchas preguntas surgieron. Primero, fue evidente que dicha cueva había sido labrada artificialmente. Inmediatamente se dieron cuenta por cómo se alzaban los espacios a sus alrededores de forma poco natural.

Ahora, cuando siguieron su exploración, notaron que dicha caverna estaba unida a unas ruinas de lo que parece ser un templo ubicado en la cima de una colina. Esta no era la única forma de entrar en la montaña, ya que en su momento había dos cuevas más, solo que con el tiempo se cayeron. Ahora, un aspecto que llamó muchísimo su atención, fue una serie de tuberías que viajaban a lo largo y ancho de la caverna.

Las misteriosas tuberías

Dichas tuberías eran de metal y estaban en varias partes de la cueva. Luego de las investigaciones presumieron que se utilizaban para llevar agua o agua salada del lago cercano. Estas tenían diámetros muy variados. Algunas no sobrepasaban los dos centímetros mientras otras eran tan gruesas que un niño entrarían en ellas.

Los científicos en Beijín evaluaron muestras y a través de la datación lumínica determinaron que las tuberías eran de hace 150 mil años. Es decir, mientras los humanos apenas comenzaban a trabajar con los metales, alguna extraña civilización ya tenía tuberías de metal.

Fuente del vídeo: OvniNoticias Primero

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here