Cada religión tiene una historia diferente del origen del hombre en la Tierra. Hoy en día el estudio de los hechos mitológicos se ha visto menospreciado por cátedras más nuevas y con mayor potencial. Pero en líneas generales, es necesario conocer un poco más sobre algunos hechos de esta índole, como es el caso de la mitología sumeria.

¿Quiénes eran los Igigi?

Lo más probable es que en el colegio no hayan hablado mucho de los dioses del panteón mesopotámico. Sin embargo, vale la pena tener un punto de vista diferente de las leyendas que ya conocemos sobre la creación, dándole la oportunidad a otras historias. Un vivo ejemplo de ello son los dioses Igigi, de la mitología sumeria.

Se dice que los dioses Igigi eran de las deidades más jóvenes, por lo que estaban bajo el mandato de los Anunnaki. Su trabajo era tan fuerte y agotador que llegado el momento indicado se rebelaron y prácticamente obligaron a los Annu a buscar una pronta solución a sus problemas.

Las tablas

En el museo Británico de Londres encontramos un hallazgo arqueológico de mucho interés que vale la pena admirar. El descubrimiento del siglo XVII a.C yace en una exposición de este plantel. En ella se ubica el tallado en la roca de un poema que cuenta la historia de la rebelión de los dioses oprimidos ante sus opresores.

La escritura está formada por tres tablillas que, a su vez, se dividen cada una en ocho columnas, cuatro por el frente y cuatro por atrás. La legibilidad del poema no fue tarea fácil, ya que gran parte de la roca se encontraba irreconocible.

El poema

La historia que el poema inscrito en las tablillas narra es de cómo los dioses Igigi, estando en la tierra gobernada por el dios Enlil, eran obligados a cumplir con todas las tareas forzosas del lugar. Esta cruel tortura duró más de dos milenios y medio, mientras el dios Anu ascendía y el dios Ea descendía al inframundo de las profundidades marinas.

Cuando el cansancio llegó al punto máximo, los Igigi se rebelaron contra los Annunaki y exigieron una solución al problema. Ellos escucharon sus quejas y así fue como crearon al hombre; al humano; para que este se encargase de todas las labores y soportaran los trabajos de los dioses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here