Arqueólogos han descubierto un par de “Bongs” fabricados en oro puro que datan de hace 2.400 años y que por los indicios indican que eran usados en ceremonias por los reyes Arios para fumar cannabis.

Todo este grupo de artículos se encontraron en Rusia cuando estaban haciendo unas excavaciones con fines del desarrollo eléctrico del país. Todos estos objetos relacionados con esa droga, que incluían unos 3 kg de piezas de oro, fueron encontrados dentro de una especie de cámara hecha en piedra y enterrados en arcilla.

Estudios forenses

Los expertos forenses consiguieron unos residuos de color oscuro (negro) en el fondo de los “bongs”, luego de haber hecho diferentes tipos de pruebas pudieron llegar a la conclusión que son rastros de drogas (opio y cannabis) que usaban unas tribus.

Ubican estos artículos entre los siglos 9 y 6 A.C., y creen que las tribus que estaban inmersas en esas ceremonias fueron los Escitas, que en su momento estuvieron repartidos por gran parte de Europa y Asia, los Escitas eran una tribu nómada, expertos guerreros.

Los Escitas y el uso del cannabis

Ya Herodoto, antes del año 425 A.C. que fue la fecha de su muerte, y quien era un gran historiador griego hacía referencia de lo que hacían los escitas en sus ceremonias.

El decía: “Los Escitas en medio de sus rituales usan algunas ramas y hojas que ellos hacen quemar, logrando un humo que no se asemeja nada a los baños de Grecia, y que los vuelve eufóricos”.

Importancia del hallazgo

Lo más relevante de este hallazgo, es el haber conseguido lo que se cree son los “bongs” más antiguos jamás encontrados. También confirma lo que el escrito de Herodoto decía, y que confirma lo que muchos historiadores y expertos afirmaban sobre el uso de una combinación de opio y cannabis, por parte de los escitas, lo que hacía ponerse eufóricos antes de tomar las armas en el frente de batalla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here