Se trata de una serie de manuscritos ocultos encontrados por Jeffrey Miller que tienen antecedentes de inicios de los años 1600. Siendo desde sus inicios uno de los textos religiosos más leídos de la literatura inglesa.

La Biblia King James es conocida como la primera traducción al inglés moderno del texto sagrado original de la religión cristiana ordenada por el rey Jacobo de Inglaterra alrededor de 1604 y completada en 1611 con los 39 libros del Antiguo Testamento y los 27 que forman parte del nuevo testamento. Sólo que agregándole 14 libros de los apócrifos y correcciones para muchos muy polémicas.

El contexto

Sucedía en aquel entonces una gran cantidad de cambios en la religión cristiana, pues algunas eran autorizadas y otras no por los principios y valores que pregonaba la corona inglesa. Para lo cual el rey Jacobo I ordenó a 47 traductores la redacción de una versión autorizada por su ley de la biblia cristiana.

Sucede que, guardadas en la universidad de Cambridge existe un registro antiguo que puede ser un auténtico borrador de la Biblia King James, lo cual parecería no tener mucha importancia hasta que tomamos en cuenta que esta versión se trataba de la “autorizada” por la corona de Inglaterra para su difusión y uso en la iglesia.

La Biblia en su sentido más básico es la recopilación de los libros antiguos de las santas escrituras, este manuscrito guardado revelaría las intenciones de los traductores y del mismo rey Jacobo en producir una biblia que esté acorde a lo que se buscaba influenciar en la población de la época, haciéndole frente a las iglesias puritanas.

Algunos secretos ocultos por la realeza

En el caso de la Biblia King James, está demostrado que existen antecedentes a su difusión de que al momento de ser escrita muchos escritos de la original fueron omitidos o corregidos intencionalmente.

Es decir, que de la biblia cristiana, la versión aprobada por el Re Jacobo tenia secciones completamente omitidas de la versión original que todos conocemos en las que hay tantos acontecimientos como incluso personas que marcaron las sagradas escrituras. La razón fue incrementar la influencia de la iglesia inglesa por encima de las demás existentes sobre la población.

Estos descubrimientos dejan más dudas que respuestas, así como afirmaciones de cómo se hacían las cosas en aquellos tiempos. Lo cierto del caso es que la principal interrogante que deja es si realmente los traductores influenciaron en cambiar la historia o si de verdad esta biblia tiene base en la vida real sobre acontecimientos de hace miles de años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here