Los descubrimientos arqueológicos más que mostrarnos cómo de forma rudimentaria nuestros antepasados vivían, nos resultan cada vez más asombrosas por la cantidad de pruebas que muestran que podrían cambiar completamente la forma en como conocemos la historia.

Existen evidencias en antiguos dibujos descubiertos por arqueólogos que indican la gran posibilidad de que en algún momento de nuestra historia los seres humanos y los dinosaurios pudieron convivir en un entorno tranquilo, lo cual pondría de cabeza todas las evidencias científicas que hasta ahora son ciertas sobre la verdadera existencia y extinción de los mismos.

La creencia a la que estamos acostumbrados de que los dinosaurios fueron extintos hace 65 millones de años por un meteoritos que impactó la tierra parece ser ahora otra de las historias llenas de enigmas sobre la verdadera vida que pudieron tener los dinosaurios y los primitivos seres humanos.

¿Pudieron los dragones ser realmente dinosaurios?

Las leyendas que rodean a estas increíbles criaturas mitológicas son de seres de gran tamaño, lagartos de enormes proporciones con cuernos y alas capaces de volar que, en la edad media y según los escritos, vivían en la tierra junto con los seres humanos presentes.

La similitud entre los dragones y los dinosaurios es bastante increíble, en aquellos tiempos la palabra dinosaurio no existía, era lo más comparable a un reptil de gran tamaño capaz de volar y que con facciones feroces, escamas y largas colas pudiesen ser incluso una especie de dinosaurio que muy seguramente desconocemos aún.

Los dibujos de nuestros antepasados prueban su existencia

Sumado a los antiguos manuscritos de la edad media que prueban la existencia de leyendas y seres míticos bastante similares a los dinosaurios, existen dibujos hechos por nuestros antepasados en los que se observan criaturas de forma de Brachiosaurus en una zona remota de Utah, Estados Unidos.

Así como hay dibujos, existen esculturas de especies de dinosaurios de hace miles de años guardadas alrededor del mundo, así como esculpidas figuras de estos seres en paredes de ciertos lugares de muchos años de antigüedad.

La existencia en los libros

Existen evidencias en pasajes bíblicos así como en escritos muy antiguos como los de Heródoto que demuestran la existencia de estos seres en la Tierra, en un tiempo mucho después de su aparente extinción.

Quedan muchas dudas sobre el verdadero destino de los dinosaurios, ¿Cómo pudieron haber tenido conocimiento nuestros ancestros de su existencia? ¿Realmente convivieron con ellos? Con muchas preguntas que esperemos la ciencia pueda finalmente contestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here