Una reciente investigación, ha descubierto el gen responsable de hacernos lo que somos hoy día. De acuerdo con los científicos, este gen sería el causante de las principales diferencias entre los seres humanos y el resto de los animales. Su descubrimiento es esencial para el entendimiento de nuestro origen y proceso evolutivo.

Los seres humanos y los chimpancés

Los estudios científicos han demostrado que los genes de los seres humanos y los chimpancés son iguales en un 99%, el 1% puede parecer algo insignificante, pero a nivel genético, ese 1% ha hecho que seamos tan diferentes de los monos en cuanto a funcionamiento y estructura.

Siguiendo esta línea, científicos de la Universidad de Queensland en Australia y el Mater Research Institute, descubrieron la presencia de un gen denominado NOTCH2NL en el material genético de nuestros antecesores evolutivos.

Según David Haussler, uno de los autores de la investigación: “Dos de los principales rasgos del ser humano son la ampliación de las dimensiones cerebrales y el lento crecimiento del sistema nervioso en el interior del útero materno”.

Un error de copia

En este mismo sentido, los expertos explican que NOTCH2NL es producto de varios errores al momento de copiar el primer cromosoma. Es una mutación, una que nos otorgó una serie de características altamente beneficiosas, que nos permitieron evolucionar hasta convertirnos en la especie dominante sobre el planeta.

La aparición de este gen en nuestro pool genético, ocasionó que pudiéramos desarrollar una mayor cantidad de masa cerebral, gracias a la producción de nuevas neuronas. Y, precisamente, tener un cerebro más grande es lo que nos hace tener una inteligencia diferente al resto de las especies.

Accidentes de la naturaleza

Como cualquier otra mutación, el NOTCH2NL es un “error” de la naturaleza, uno que nos hace lo que somos en la actualidad. Según los investigadores, luego de la aparición de este gen, ocurrió otra mutación, la cual causó que las células nerviosas maduraran en lugar de dividirse tan rápidamente.

Finalmente, gracias a este estudio, podemos comprender más nuestro origen y nuestra evolución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here