Según los relatos ofrecidos por el libro sagrado de la Biblia, las ciudades de Sodoma y Gomorra se vieron devastadas por una catástrofe de dimensiones épicas, debido al grado de pecado que reinaba en sus calles.

Se dice que estas ciudades, denominadas como las ciudades de la perdición fueron aniquiladas y borradas de la faz de la tierra, por un cataclismo de azufre y fuego, pero en investigaciones realizadas en la actualidad por un grupo de investigadores, indican que puede haber un poco de verdad en esto, pero no como se relata, sino que se debió a la explosión de meteoros en la atmósfera.

¿Que nos indican las investigaciones realizadas?

Según la publicación de los estudios realizados durante la reunión de Escuelas Americanas de Investigación Oriental, indican que pudo ser verdad la historia, que pudo ocasionarse esta catástrofe debido al estallido de aire que fue ocasionado por una explosión de meteoritos en la atmósfera, lo que destruyo de manera inmediata una civilización que ocupaba la región de unos 25 kilómetros de ancho.

Según los análisis realizados por este grupo de investigadores, en la localidad de Tall el-Hamman, ubicado al noreste del Mar Muerto, indican que la zona posiblemente estuvo ocupada durante al menos 2.500 años, antes de que encontrará su final trágico en lo que se conoce como la Edad de Bronce, por lo que se presume que esta región es donde se encontraban las ciudades bíblicas.

¿En que se basan las afirmaciones de los investigadores?

Los niveles por radiocarbono obtenidos, reflejan que las paredes de adobe desaparecieron al menos hace 3.700 años aproximadamente, dejando como testigos solo cimientos de piedras, por si fuera poco, las capas exteriores de la cerámica, indican puntos de fusión, mostrando cristales de circón, que resultan de la exposición del mineral a las altas temperaturas.

De igual manera en la región fueron hallados granos minerales diminutos en la cerámica de todo el lugar, por lo que se presumen cayeron del cielo y que fueron transportados hasta allí por los fuertes vientos, resultantes del estallido en la atmósfera.

Si aún esto no parece apocalíptico, dicha explosión de calor no solamente acabo con la vida en un 100% de las ciudades y pueblos adyacentes, culminando de esta manera con lo que se conoce como la Edad de Bronce, sino que también destruyó la vida fértil de los campos, debido a la salmuera proveniente del Mar Muerto que empujó la tierra, ocasionando que fuera inútil para el sembradío por al menos 6 siglos aproximadamente.

¿Piensas que la desaparición de Sodoma y Gomorra fue un acto celestial? ¿O eres partidario de que esto tiene una explicación científica? Déjanos conocer tu opinión al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here