A pesar de que para muchos esto podría parecer absurdo, existen muchas historias y teorías de conspiración que hablan acerca de múltiples construcciones relacionadas con los egipcios. Hace más de un siglo salieron las primeras noticias al respecto ya sigue vigente. De hecho, es sorprendente pensar acerca de una tumba egipcia en un lugar tan alejado como lo es el Gran Cañón, en la región norteamericana.

La historia de G. E. Kincaid

Era el año 1909 cuando el Arizona Gazette publicó la historia de este hombre que, viajando a través del río Colorado, tropezó con un hallazgo completamente insólito. Se dice que este hombre, G. E. Kincaid, fue un sujeto que trabajó durante treinta años para el Instituto Smithsonian. También se comenta que fue un gran aventurero, explorador y cazador durante toda su vida.

Durante ese viaje en el río Colorado, vio unas manchas de sedimento en la pared del Gran Cañón que le llamaron la atención. Posteriormente, detuvo su bote en una costa del río y siguió la pista por el Este del mismo. Luego, subió a lo que consideró como una especie de estante y más allá encontró una cueva con pasillos, habitaciones, una gran cantidad de objetos y mucho más.

El comienzo de las teorías

Se cree que Kincaid, viajando por estas tumbas, tomó varios objetos y artefactos hasta Arizona para luego llevarlos a Washington. Se dice que después de todo esto, el Instituto Smithsonian, para el que trabajaba este explorador, siguió con la investigación y pusieron al frente de la misma a un hombre llamado S. A. Jordan y a un grupo de investigadores de aproximadamente 40 personas.

Se dice que el mismo descubrimiento arqueológico permitía pensar en una civilización muy avanzada que vivió en Norteamérica hace miles de años. En ella, se dice que Kincaid descubrió jeroglíficos que contaban la historia de estas personas y su forma de vida, así como también algunas figuras y tallados de representaciones religiosas con mucha semejanza a Buda y mucho más.

¿Encubrimiento o simples palabrerías?

El Instituto Smithsonian ha dado a entender en diversas ocasiones que tales descubrimientos nunca sucedieron en realidad. Aparte, señalan que no han tenido nada que ver con respecto a un hallazgo arqueológico de tal magnitud. Ciertamente en toda América se corren historias de civilizaciones muy avanzadas que hicieron vida en este continente. Sin embargo, hay muchas que siguen siendo improbables.

Sin duda, este artículo publicado por el Arizona Gazette seguirá siendo una historia fascinante. Lamentablemente, solo podremos preguntarnos si este descubrimiento realmente se hizo o no en las profundidades del Gran Cañón.

Fuente del vídeo: MisteriosOcultosTv

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here