Desde hace unas semanas, los habitantes de Hawái se enfrentan a una crisis terrible, debido a que uno de los volcanes, el Kilauea, ha entrado en erupción y la lava sigue extendiéndose por la isla, causando que miles de personas deban evacuar sus hogares. Ahora, un nuevo sismo de magnitud de 6,9, ha empeorado la situación.

Anillo de Fuego vía Trome

Un mal pronóstico

La situación en Hawái, no da muestras de que vaya a mejorar muy pronto, en este sentido, Talmadge Mango, administrador de defensa civil del estado de Hawái, comentó que “La actividad sísmica sigue siendo extremadamente alta, por lo que creemos que esto podría ser solo el comienzo de las cosas”.

Asimismo, los científicos del Observatorio Volcánico en Hawái, expresan que “Los niveles significativos de gases volcánicos, incluido el dióxido de azufre, son emitidos por fisuras volcánicas, y hay humos de hogares y asfalto quemados que son motivo de preocupación para la salud y deben evitarse”.

Una nueva fisura

Tras el sismo de magnitud 6,9, una nueva fisura del volcán Kilauea se ha abierto y unas 1.700 personas tuvieron que huir de sus hogares, luego de que comenzaron a brotar gases peligrosos del suelo y la lava comenzó a esparcirse por las zonas urbanas.

Fuente del vídeo: RT en Español

De la misma manera, a inicios de la semana, un respiradero volcánico con el nombre de Puu Oo, sufrió un colapso y la lava comenzó a correr por las montañas hasta llegar a las áreas residenciales.

Una crisis natural

Siguiendo este orden de ideas, Hawái enfrenta una de sus peores crisis en la historia, y los habitantes de la isla temen por la activación del llamado “Cinturón de fuego”, el cual podría causar terribles catástrofes no solamente para las zonas cercanas, sino para el planeta entero, debido a las consecuencias de erupciones volcánicas masivas.

Finalmente, no sabemos qué destino nos traerá este fenómeno natural, así que estaremos atentos a los próximos reportes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here