Esta maravillosa hazaña ha sido lograda por primera vez en la historia gracias a la tecnología con la que contamos en la actualidad, donde los científicos han concebido la creación de unos nano-objetos, que tienen la habilidad de encogerse o reducir su tamaño por si solos.

Esto se debió a que los especialistas ensamblaron algunos objetos 3D en un hidrogel especial, posteriormente le fue aplicado un ácido que fue ocasionando que el gel y su contenido se fueran contrayendo, logrando una reducción de diez o mil veces del tamaño original del objeto, sin ningún tipo de daño o distorsión.

¿Quiénes fueron los expertos encargados?

Denominado como fabricación de implosión, los especialistas indican que es compatible con la tecnología convencional, al permitir la creación de nuevas nano estructuras, según lo que declararon a la revista especializada Science.

Siendo los precursores de este estudio, los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts o MIT por sus siglas en inglés, quienes por primera vez en la historia, idearon la producción de objetos 3D detallados en una nano escala al reducirse.

¿Cómo es posible la realización de este experimento?

Primeramente los especialistas deben colocar los componentes del objeto en una pre-variante aún más grande, luego de esto todo es reducido hasta lograr el objeto nano deseado, lo que quiere decir insertan los materiales en los que realizaran el encogimiento, luego de ello este es minimizado hasta el tamaño que quiera.

Como mencionamos anteriormente se le denomina como fabricación de implosión, el cual es posible gracias a un hidrogel elaborado en poliacrilato/poliacrilamida, el cual si es sometido a un tipo específico de ácido, el agua contenida junto con los enlaces químicos, cambian inmediatamente logrando de esta manera que el gel se contraiga de manera uniforme.

¿Qué beneficios puede traernos esta nuevo descubrimiento?

Los científicos sugieren que este nuevo método amplia considerablemente las posibilidades que existen en materia relacionada a la nanofabricación, enfatizando que con la fabricación de implosión, se pueden producir cualquier tipo de estructuras, degradados, miles de formas o diversos objetos, que son desconectados a partir de otros materiales.

Y una de las ventajas más características de estas estructuras 3D pueden ser diseñadas y ensambladas mucho antes de su reducción, otorgándonos una precisión que en la antigüedad suponía ser imposible para la humanidad.

¿En qué tipo de situaciones podemos usar este tipo de tecnología? ¿Qué encogerías tú? ¿Piensas que dentro de poco podremos encontrar la manera de encogernos nosotros?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here