David Rorvik, publicó un libro en la época de los 70, en el cual, relata la historia de cómo fue creado el primer clon humano. Según él, los científicos responsables del experimento, fueron capaces de crear un embrión clonado, el libro lleva como título “In His Image: The Cloning of Man”, y fue un gran éxito de ventas en su momento.

Max

David Rorvik era un conocido periodista, que se especializaba en artículos de medicina publicados en el New York Times y la revista Time. En 1978, el famoso periodista publica su libro, en el cual, afirmaba que el primer clon humano ya había sido creado. La noticia corrió como la pólvora y todo el mundo hablaba sobre el libro.

En este sentido, el libro cuenta la historia de un hombre millonario que el autor nombro como Max, aunque su nombre real es desconocido. Este hombre deseaba tener un heredero, pero quería que su heredero fuera un clon de sí mismo.

Rorvik y sus influencias

Por tal motivo, Max decidió comunicarse con Rorvik, quien tenía contactos entre la comunidad científica, y le pidió que encontrará un científico que fuera capaz de llevar a cabo el experimento.  Así, Rorvik procedió a mover sus influencias dentro de la comunidad científica, armó un equipo de expertos y montó un laboratorio en una isla del Pacífico.

Después de tres años de experimentación, finalmente pudieron crear un embrión con el ADN de Max y lo implantaron en el vientre de una madre sustituta. 9 meses más tarde, la mujer dio a luz al primer embrión humano.

La caída de la farsa

Siguiendo esta línea, el libro se convirtió en un auténtico éxito debido a que Rorvik era una figura muy respetada en el periodismo, por lo tanto, no era difícil creer que su relato era real. Sin embargo, no todos se creyeron la historia de Rorvik, por ejemplo, la revista Science publicó un artículo en 1978, donde desmontaban la historia del clon.

Asimismo, las técnicas que se usaron para crear el supuesto clon del libro, son técnicas que se usaron con éxito en batracios, pero, no es lo mismo que clonar un mamífero. Además, un juez de Filadelfia solicitó a Rorvik repetir el experimento, pero, obviamente, él no fue capaz y se declaró que su libro era una mentira.

Finalmente, a pesar de ser una farsa, el libro de Rorvik exploró un tema poco hablado entre la población, y, con todo el escándalo, Rorvik afirmó que su historia era real. ¿Tú qué opinas? ¿Crees en la historia de Rorvik?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here