¿Realmente tenemos el conocimiento de todos los inventos que se llevan a cabo en el mundo? Lo más seguro es que no sepamos absolutamente nada. Hace poco salió a la luz el caso de Adam Trombly, quién creó un dispositivo de energía con la ayuda del ingeniero Joseph Kahn. Este sufrió múltiples atentados, no solo contra su invento, sino contra su propia vida. Lo curioso es que dicha creación no suponía un peligro para la sociedad.

Una creación que pudo facilitar la vida

Adam Trombly y Joseph Kahn fueron los responsables de crear un instrumento que pudo resultar en una mejora para la vida de todas las personas, ya que este consistía en nada más y nada menos que un generador eléctrico. Este no solo suponía la economía de las personas al crear electricidad completamente gratuita, sino que terminaría con la competencia de las empresas privadas responsables de suministrar la energía eléctrica.

Sin embargo, nunca pensaron que este invento podría traerles tantos problemas, ya que, contrario a lo que creyeron al sumergirse en este proyecto, las empresas privadas sintieron una gran incomodidad al saber que su monopolio podría eliminarse por completo. Con apoyo del gobierno de los Estados Unidos comenzaron crear dificultades para que estos dos jóvenes científicos no pudieran sacar su generador eléctrico a la luz.

Las dificultades que trajo consigo la creación del generador

Una vez llegó a oídos de dichas empresas que estos dos jóvenes científicos habían creado un invento que podría eliminar por completo el monopolio de energía eléctrica, comenzaron los problemas para Kahn y Trombly. No solo retrasaron sin justificación el papeleo que necesitaba el invento para que se legalizara y pudiera llegar a manos de la población, sino que les pusieron múltiples obstáculos.

Además, en una ocasión fue allanada su casa y les quitaron todos los instrumentos para construir el generador eléctrico, todo lo que se necesitaba para que funcionara. Nunca fue aclarado el motivo de este abrupto suceso, aunque tampoco les fueron devueltos ninguno de los instrumentos que fueron extraídos del lugar sin ninguna explicación.

El generador fue la causa del peligro que corrió su vida

El ingeniero Adam Trombly aseguró que no solo fue saboteado su generador eléctrico en múltiples ocasiones, sino que gracias a este invento fue puesta en peligro su vida varias veces. Asegura que lo intentaron envenenar en muchas ocasiones. Probablemente nunca imaginó el acoso tan terrible que sufriría al hacer una creación que aportaría tanto al mundo.

Entonces nos preguntamos, ¿somos realmente conscientes de lo mucho que la tecnología podría ayudarnos? No solo Trombly y Kahn sufrieron estos acosos, miles de científicos con creaciones que ayudarían al mundo están siendo oprimidos porque al sector privado no le conviene que esto salga a la luz pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here