Muchos conocemos a Nikola Tesla y, ¿quién no? si fue uno de los mayores inventores del mundo. Tuvo en sus manos una serie de inventos realmente asombrosos que fueron de gran ayuda para mejorar el planeta y a la evolución humana. Sin embargo, uno de sus inventos más curiosos fue uno que pasó bastante desapercibido, bastante secreto, que se suponía era una máquina aniquiladora que se podría usar en cualquier guerra para lograr la paz: el dron.

Un increíble inventor

A pesar de que durante toda su vida fue el responsable de crear artefactos extraordinarios y hacer patentes que ninguna otra persona habría siquierea imaginado hasta ese momento, lo cierto es que uno de sus mayores inventos lo usamos hoy en día, siendo uno de los más innovadores aún en el presente.

Lo más increíble es que antes de que se extendiera su uso en el presente, fue Tesla quién pensó la idea e hizo la primera patente de este. Algo asombroso.

Fue en 1898 cuando Tesla tuvo la idea de crear el primer prototipo de dron, aunque obviamente no se le llamó así, sino “Killer Robot”, que en realidad tenía la intención de ser un robot aniquilador que podría acabar con la más horrible de las guerras.

Este es un extracto de dicha patente.

Una patente extraordinaria

Hace poco fue descubierta la patente de este invento en puño y letra del gran inventor, se había revuelto con papeles, quedando así oculto ante el mundo. 

En ella se describía exactamente la anatomía de lo que hoy conocemos como dron.

Esto es lo que escribía el fantástico inventor al respecto:

“Se sabe que yo, Nikola Tesla, he inventado algunas mejoras nuevas y útiles en los métodos y aparatos para controlar a distancia el funcionamiento de los motores de propulsión, el aparato de gobierno y otros mecanismos transportados por cuerpos en movimiento o flotantes.

Pueden usar barcos o vehículos de cualquier clase adecuada, como botes de vida, de expedición o de piloto o similares, o para transportar cartas, paquetes, suministros, instrumentos, objetos o materiales de cualquier descripción, para establecer comunicación con regiones inaccesibles y explorar las condiciones existentes en ella , para matar o capturar ballenas u otros animales marinos .»

Es algo que definitivamente sorprendió a todo el mundo, pues es una irrefutable prueba de que Tesla estaba sumamente adelantado a su época y muy preocupado por la situación humana. Pensaba en grande.

Una tecnología muy actual

Aunque no fue gracias a Tesla, actualmente podemos tomar fotos desde el aire e incluso, manejar por control remoto los drones que podemos utilizar como juguetes o con funciones pedagógicas. Lo que sí es cierto es que esta tecnología, en un principio fue de uso militar, lo que nos podría dar una pista de lo que realmente pasó con esta patente «perdida».

¿Podemos creernos la versión oficial o simplemente pasó como con todos los inventos de Tesla?

Supongo que nunca llegaremos a saberlo al 100%

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here