Notre Dame, la catedral más importante de la ciudad de París, considerada Patrimonio Cultural, sufrió grandes pérdidas.

Y es que, con el inicio de un fuego dentro de la misma, la estructura comenzó a quemarse por completo.

En estos momentos, el patrimonio se encuentra bajo un estudio para poder encontrar la causa del fuego.

180 mil abejas en la azotea de Notre-Dame sobrevivieron al histórico incendio

Sin embargo, en menos de dos días se lograron recaudar más de 700 millones de euros para reconstruir esta estructura artística.

Pero esto no es lo más impresionante de este caso particular, sino el milagro de que unas abejas sobrevivieran al incendio.

La catedral contaba con una colmena bastante grande de abejas europeas

Pero a pesar de que la estructura quedó grandemente dañada, las abejas se negaron a dejarla.

Y junto con su colmena, 180 mil abejas sobrevivieron a las altas temperaturas de este incendio devastador.

Según el apicultor encargado de cuidar a las abejas de Notre Dame, las abejas europeas que ahí se ubican, son una especie rara.

180 mil abejas en la azotea de Notre-Dame sobrevivieron al histórico incendio

Y es que, sin importar lo que suceda con su colmena, estas abejas no la abandonan.

Más allá de los daños en la catedral, existía la preocupación de dañar a las abejas

Desde que estas abejas llegaron al techo de la catedral durante el año 2013, han sido muy cuidadas.

Por lo que la catedral poseía un apicultor encargado de ellas. Después de que el incendio fuese apagado, se verificó que las tres colmenas existentes, seguían intactas.

Esto se debió a que las abejas tuvieron que absorber su miel para proteger a su reina.

Es por esa razón que una cantidad tan grande de abejas sobrevivieron. Sin embargo, no se les ha podido observar debido a que se debe estabilizar primero la estructura de la iglesia.

Un verdadero milagro de la naturaleza

180 mil abejas en la azotea de Notre-Dame sobrevivieron al histórico incendio

Después de dos días de que el incendio fuese apagado, se pudo observar que las abejas estaban vivas.

Ya que, se habían regado alrededor de las casas cercanas a la catedral. Este informe dejó realmente feliz a la ciudad porque las abejas representaban una característica importante de la iglesia.

Actualmente, es posible visualizar las colmenas desde los satélites de los mapas de la ciudad.

Así que, la ciudad tomó esto como una buena noticia ante la devastadora destrucción de un patrimonio cultural.

Que además, se encontrará pronto en reconstrucción, ya que es una representación de la religión a nivel mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here