Al parecer los viajeros en el tiempo son la nueva moda. Prácticamente una vez por semana encontramos en vídeo a alguien diciendo ser un viajero en el tiempo con pruebas del futuro, pero en este caso, un supuesto viajero temporal comentó cómo hacer para emprender un viaje.

El arqueólogo multidimensional

Timothy Alan se autodenomina arqueólogo multidimensional. Realmente es un término nuevo que apenas se escucha, ya que científicos y arqueólogos generales los desacreditan como timadores. Sin embargo, Timothy es una de los pocos que estudian los artefactos y estructuras antiguas a través de datos digitales tomados por imágenes 3D.

Con esta práctica no se dañan dichos objetos ni es necesario removerlos de su lugar. Por ello, él tuvo la facilidad de estudiar por más de cinco años el calendario Maya Tzolkin de 260 días. A través de su investigación encontró y analizó algo fascinante.

El hallazgo de Timothy Alan

Él logró ver una serie de códigos ocultos que habían pasado desapercibidos por muchos años, pasando por manos y ojos de grandes arqueólogos y antropólogos. Estos, según él, muestran “un vórtice como un acuerdo cuántico para una tecnología espiritual”. Básicamente, “es lenguaje multidimensional”, señala.

Calendario Maya de Tzolkin

Para explicar mejor toda esta historia, en todo el tiempo que estudio el mítico Tzolkin, halló una serie de pistas que llevan a puertas que permitirían viajes en el tiempo. Ahora, la pregunta que se hacen todas las personas que vieron la noticia de Alan es, ¿en dónde están las puertas y cómo las utilizamos?

Las locas ideas del arqueólogo

Si leíste todo esto con la mente abierta y dándole aunque sea un 1% como beneficio de la duda, se desvanecerá cuando leas el objetivo final de Timothy. Él dice que el calendario tiene una función importante, y es mapear los cambios en la conciencia. Hasta aquí todo bien, pero sigue diciendo que esto le ayudó a crear un mapa divino de viaje en el tiempo.

Pero sigue. Alan planea utilizar este mapa para viajar en el tiempo y acabar con la dependencia del dinero que tenemos. En este punto perdió a la gran mayoría de los entusiastas de su idea. Ahora queda bajo tu propio criterio valorar la historia de Alan.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here