¿Te imaginas vivir en un lugar que no siga las leyes habituales de la sociedad? Lo curioso es que en realidad no debes imaginarlo, pues este lugar existe. Una ciudad llamada Auroville, ubicada al sur de la India, en donde la política y la religión no son las columnas vertebrales de la sociedad. Esta civilización es la muestra de que el ser humano puede vivir tranquilamente sin necesidad de estar atrapado en ninguna jerarquía.

La ciudad ideal

Sabemos que la religión y la política son temas de suma importancia en la sociedad, en especial porque a partir de ellos nosotros vivimos. Son estos dos focos los que dirigen a nuestra vida en un determinado camino. Si lo pensamos bien, aunque muchos afirmen lo contrario, nunca tenemos la completa libertad de elegir hacia donde queremos dirigirnos. No obstante, te sorprenderá saber que existe una ciudad que prescinde de estos temas.

Al sur de Inda existe una pequeña ciudad llamada Auroville. La particularidad que la hace diferente a cualquier otra civilización es que ella no se maneja por ningún tipo de políticas. No existe nadie que gobierne y las personas viven sin tener que elegir ninguna religión en específico, pues en Auroville existe una libertad absoluta en lo que se refiere a estos temas tan delicados. Es como regresar en el tiempo, ¿no?

¿Cómo surgió Auroville?

En 1968 surgió la idea de fundar una ciudad que estuviera al margen de todos los temas triviales que pudieran perturbar la paz de sus habitantes. La idea principal de crear un mundo apartado de otras civilizaciones que avanzaban en la religión, la política, el manejo del dinero, la tecnología y la producción de alimentos. Su objetivo era que las personas que decidieran vivir ahí pudieran tener la tranquilidad necesaria para desenvolverse en una ciudad totalmente pacífica.

No obstante, a pesar de que las personas eviten las características principales de una sociedad, como por ejemplo, el dinero, viven maravillosamente. Lo que nos lleva a pensar que, quizás, el ser humano se ha acostumbrado a vivir en un mundo de tensiones religiosas y políticas totalmente innecesarias. Auroville es el claro ejemplo de que se puede vivir de una forma pacífica y evitar la decadencia de valores en los que nos sumergimos cada día más.

Se puede vivir en armonía

En Auroville hay una tasa de al menos 50 nacionalidades distintas. Personas que, huyendo del agobio de la ciudad moderna, fueron a parar a una sociedad en donde las personas cultivan sus alimentos y no existe el dinero. Quizás esto es una señal de que se puede prescindir de todas las cosas de las que ahora dependemos casi totalmente. Esta ciudad nos está dando una lección de vida que deberíamos aprovechar antes de que sea tarde.

Fuente del vídeo: TOPSIX

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here