Como un dato realmente asombroso, te podemos indicar que hay 8 millones de casas que se encuentran desocupadas en Japón, aunque en su mayoría las mismas se ubican en las afueras del país, algunas de estas casas y apartamentos abandonados están localizadas ciudades bien pobladas, como por ejemplo Tokio.

Aunque esto puede ser un fenómeno bastante peculiar para las personas alrededor del mundo, para los habitantes en Japón, una de las razones para el abandono de estos inmuebles, es la superstición.

Ya que para algunos japoneses no es buena idea hacerse propietario de la casa de una persona que murió en el inmueble o cerca de él, especialmente si la muerte fue horrorosa o triste.

¿Cuál es el motivo de estos abandonos repentinos y permanentes?

Yuken Kon, quien es un agente inmobiliario del país que se dedica a la comercialización de este tipo de inmuebles, da como ejemplo una de las propiedades que está tratando de vender, la cual es propiedad de la hija de una señora que falleció hace muchos años al suicidarse, y por esa misma razón desde aquel hecho la casa ha permanecido desocupada.

Otras de las muchas razones, es que en Japón, aproximadamente el 25% de las personas que son propietarias de estas casas o apartamentos están en edad de jubilación, por lo que en su gran mayoría decide abandonar su unidad urbana, prefiriendo mudarse de la ciudad, y cambiar de esta forma un abarrotado apartamento en una ciudad ruidosa por la tranquilidad de una casa en el campo.

¿Cuál es la reacción de las autoridades gubernamentales?

Se presume que aproximadamente 2 millones de estos inmuebles se encuentren abandonados para siempre, por lo que se espera que el número total de desocupados aumente a más de 20 millones en un futuro promedio de 15 años si las estadísticas actuales continúan de esa manera.

Por lo que el gobierno japonés ha decidido responder con una nueva iniciativa para que la población ingrese a la mayor cantidad posible de estas casas, la iniciativa se basa en el otorgamiento de subvenciones y financiamientos potenciales a los propietarios de viviendas.

Esto con el objetivo de renovar o demoler estas casas, regalar de forma gratuita los edificios que estén en pésimas condiciones y vender muchos otros a un costo inferior al promedio anual de ingresos de Japón.

¿Cuál es la opinión a largo plazo de este suceso?

Las autoridades manifiestan que si esta tendencia continúa creciendo, el Instituto de Investigación Nomura advierte que tendrá un efecto no deseado y económicamente desastroso al tener que detener la producción y construcción de casas nuevas.

Es por ello que los agentes inmobiliarios, entre ellos incluidos Kon, han hallado formas mucho más creativas de vender estas casas, realizando rituales especiales en los hogares para eliminar y disipar cualquier mala energía, utilizando el feng shui para presentar los hogares de la mejor y más positiva manera.

¿Estarías dispuesto a ocupar alguna de estas casas? ¿Piensas que de verdad es de mala suerte ocupar un inmueble con este tipo de historias? ¿O tampoco serias capaz de poner un pie en estos apartamentos?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here