Trabajadores de una carretera, se encuentran trabajando en el proyecto de la construcción de un túnel, el cual pasará por debajo del muy conocido y emblemático sitio de referencia arqueológico de Stonehenge, localizado en Salisbury Plain, uno de los monumentos más emblemáticos del todo el territorio británico.

Estos trabajadores se han encargado de perforar un agujero de aproximadamente 11,5 pies de profundidad debajo de esta artificial superficie, lo que ha causado una gran controversia entre la comunidad arqueológica, quienes argumentan que estos trabajos dañan la antigua zona, donde numerosos estudios demuestran que vivieron los primeros cazadores y recolectores británicos.

¿Qué es lo que temen los especialistas?

Los especialistas sugieren que este tipo de labores de construcción dañarían de forma irreparable, la antigua y legendaria estructura, debido a que la perforación del agujero supondría la ausencia de terreno que soporte el peso de Stonehenge, aunque los ingenieros indican que se encuentran vigilando de manera constante los niveles del agua.

Uno de los expertos que se manifestó al respecto, fue el profesor David Jacques de la Buckingham University, quien aseguro que tal y como dijeron los ingenieros, el descenso del nivel del agua, podría reducir el daño que amenaza los artefactos en el suelo inundado.

Mientras que la secretaria honoraria de la Alianza de Stonehenge, Kate Fielden, mencionó su gran preocupación por el desarrollo del anteriormente mencionado túnel, ya que esto comprometería a gran escala la estructura del monumento británico, el cual es un emblema de la región, indicando que si el túnel avanza y el nivel de daño aumenta, todos los restos orgánicos pudieran ser destruidos.

¿En realidad que es Stonehenge?

Esta legendaria estructura situada en la llanura de Salisbury, ha brindado a la comunidad arqueológica y científica, numerosa información a nivel arqueológico e histórico, expertos que recientemente excavaron una de las plataformas de piedra de manera cuidadosa, pudieron hallar que fue aquí donde se establecieron los primeros cazadores y recolectores británicos en el periodo Mesolítico.

De igual forma esta zona es considerada como una región sagrada, debido a la creencia de la antigua civilización que la ocupaba, quienes veneraban a una especia de vaca monstruosa que vivió hace miles de años, y que alimentaban aproximadamente a más de 300 personas.

¿Piensas que estos trabajos afectarán la estructura del monumento? ¿O los antiguos cazadores previeron este inconveniente y realizaron una construcción más fuerte?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here