Las investigaciones antropológicas posiblemente nunca se detengan, ya que siempre están a la caza y estudio de un nuevo descubrimiento. Por esta razón, hoy en día veremos un muy extraño hallazgo ocurrido en la Antártida.

Primer esqueleto hallado

Un descubrimiento contradictorio

Un dicho urbano peculiar dice que de casualidades está hecha la vida; y vaya que sí. Para dar a conocer al mundo esta extraña especie que pisó nuestro planeta hace más de 600 millones de años no fue como lo esperaban.

Una pequeña expedición de reporteros del The Reporter National tenían un trabajo. Desmentir a un periódico que hablaba de unas supuestas bases alienígenas, pero el tiro les salió por la culata. Ellos se toparon con un grupo de paleontólogos que traían consigo un gran descubrimiento que podría apoyar la idea de la base extraterrestre.

Los extraños esqueletos

Los paleontólogos, en un principio, no tenían como objetivo buscar dichos esqueletos fosilizados. Ellos estaban buscando pistas de antiguas colonias de algunas especies de dinosaurios que vagaban por la zona, pero para su fortuna (o desgracia) los planes cambiaron.

Segundo esqueleto hallado

Encontraron dentro de rocas sedimentarias un esqueleto humanoide muy pequeño, de no más de 30 centímetros. Ellos estimaron que la edad del mismo ascendía a más de 600 millones de años de antigüedad, con una seguridad del cien por ciento. El segundo yacía en otra pieza de piedra, pero este estaba en un mejor estado de conservación.

El mundo hace 600 millones de años

Todo esto podría parecer descabellado, loco, sin sentido y demás, pero lo que es aún más raro, es cómo era nuestro mundo en esa época. Para que se hagan una idea y entren en contexto, los primeros humanos, o nuestros antepasados genéticos, aparecieron hace 2,5 millones de años, mientras que los primeros dinosaurios hace 200 millones de años.

Fuente del vídeo: Urmah TV

Así que hace 600 millones de años ni siquiera habían aparecido las primeras especies vertebradas terrestres. En esos entonces los únicos seres vivientes no bacterianos ni microscópicos eran las medusas, las cuales se comenzaban a formar. Hoy en día investigan a los esqueletos en el Instituto Nacional de Estudios Antiguos para sacar una conclusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here