Cuando decimos extraterrestre, no necesariamente nos referimos a estos extraños seres verdes que nos muestran en las películas y series, sino que fue emitido de alguna manera, fuera del rango de nuestro planeta, siendo su origen totalmente desconocido.

Como lo es el caso del experimento de Fermi, en el que un grupo internacional de astrofísicos junto con la participación de MEPhI, ha descubierto una misteriosa señal de fotones galácticos de alta energía, lo que ha ofrecido a estos especialistas un nuevo misterio en el cual centrarse.

¿En que se basa el descubrimiento realizado?

Según la publicación realizada por la revista Physical Review-D, donde se informa este maravilloso descubrimiento, en el cual los astrofísicos pueden encontrar una explicación más acertada en relación al origen de los neutrinos de alta energía, que con anterioridad fueron detectados por el Observatorio de Neutrinos IceCube, ubicado en la estación antártica Amudden-Scott.

Aunque pueda sonar un poco complicado de entender, realmente no lo es, ya que los neutrinos puede atravesar a través de la materia ordinaria, donde otras partes no podrían, como por ejemplo es el caso de los neutrinos solares, los cuales viniendo de las profundidades de una estrella, pueden ofrecernos una increíble información acerca de las reacciones termonucleares que se producen en el núcleo solar.

¿Qué piensan los científicos?

Los especialistas indican que las energías registradas por encima de 300 GeV, son señales que provienen de una fuente que se encuentra fuera de nuestra galaxia, que fueron severamente reprimidas por la absorción de los rayos gammas presentes en el espacio intergaláctico.

De igual forma, esta radiación gamma no es absorbida dentro del espacio, lo que brindaría una fuente u origen de un nuevo componente en nuestra galaxia, según lo que nos explica el profesor Dmitry Semikoz, de MEPhI y quien es uno de los autores del nuevo estudio.

¿Cuál es la idea resultante de este descubrimiento?

Los científicos indican que el espectro de los componentes encontrados tiene una trayectoria similar al flujo de neutrinos anormalmente altos que fueron recogidos de forma reciente por el proyecto impulsado por IceCube.

Lo que los llevo a pensar que todos estos neutrinos poseen un origen común, debido a que estos se producen en conjunto con la radiación gamma, que cuenta con un espectro muy similar, es por ello que presumen que la fuente de origen de los neutrinos y de la radiación gamma pueda ser la misma.

¿De verdad crees que estas señales puedan provenir del espacio exterior? ¿Quiénes enviaron estas señales? Déjanos tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here