Esto fue revelado en una entrevista que ofreció el científico Lloyd Pye al programa web Coast to Coast, donde compartió información relacionada con el cráneo de 900 años de antigüedad que fue encontrado en el año 1930.

Las pruebas de ADN realizadas por Pye en el cráneo, arrojaron que el mismo poseía 56 variaciones, destacándose por encima de los monos quienes solo tienen dos, igualmente informó que en el año 2011, otra prueba de ADN reveló que una gran cantidad de ADN que se encontraron, no estaban incluidas en ninguna base de datos, lo que confirmaba la hipótesis de Pye de que el espécimen encontrado no era de la Tierra.

¿Cuál es el origen de este extraño espécimen?

La historia de este espécimen comienza alrededor de 1930, cuando una joven que exploraba una mina abandonada en el suroeste de Chihuahua, México, realizó un descubrimiento sorprendente y aterrador.

Era nada más y nada menos que una calavera, enterrada profundamente en los túneles.
Por el tamaño y la forma, se comprobó que era un cráneo del tamaño de un niño y junto al cráneo había un esqueleto humano de tamaño completo, que estaba boca arriba en medio de uno de los túneles, pero había algo realmente extraño en el cráneo del niño que hacía que el hallazgo fuera particularmente desconcertante.

¿Qué sucedió luego?

Durante varias décadas, el extraño cráneo permaneció en México hasta que una pareja de El Paso, Texas, lo adquirió y lo trajo a Estados Unidos, donde permaneció con ellos como un curioso recuerdo hasta que el experto en fenómenos paranormales Lloyd Pye lo obtuvo de la pareja.

Observando que es más grande que el cráneo humano normal, se sugirió que el cerebro era significativamente más grande que el de un adulto promedio, por lo que Pye estaba convencido de que había tropezado con un híbrido extraterrestre.

¿Por qué fue llamado Starchild Skull?

Un estudio adicional del cráneo reveló que no había senos frontales, debido que la parte posterior del cráneo era plana y el canal del nervio óptico estaba situado hacia el fondo, en lugar de hacia la parte posterior como sería normalmente, es por las propiedades únicas del cráneo que lanzaron el “Proyecto Starchild”, que era el proyecto de investigación de Pye para determinar los orígenes de este extraño ser.

Un examen más profundo reveló que el oído interno era mucho más grande que el oído humano interno normal, por lo que Pye planteó la hipótesis de que este ser era capaz de escuchar sonidos de alta frecuencia, lo cual era algo de otro mundo.

Fuente del vídeo: MENUDO KASO

¿Piensas que se trató de un espécimen extraterrestre? ¿O eres de lo que no cree en la existencia de vida fuera de este planeta? ¿Podría tratarse de un esqueleto modificado por el hombre? Deja tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here