En la década de los 70 fueron localizados en la actual Rosia Montana, en Rumania, los restos de una civilización que permaneció oculta durante miles de años, un grupo de arqueólogos estima que se trata de una enigmática civilización denominada Agathyr, que se estableció en el año 1.300 a.C. la cual pertenecía a la tribu escita, quienes construyeron un sistema de túneles subterráneos, que se conoce en la actualidad como la Galería Hiperbórea.

Aunque los arqueólogos encontraron una extraña composición en estas lapidas únicas formadas por oro, granito y tungsteno, que no es común en estas tablas de piedra, sin embargo lo más impresionante es el descubrimiento de esqueletos humanoides con una longitud de 10 metros de altura aproximadamente.

¿Realmente existieron estos fantásticos seres?

Cuenta una antigua leyenda rumana, que hace siglos, que en la cima de la montaña ubicada en el condado de Hateg, dos gigantes mujeres, realizaron la construcción de dos ciudades; después de construir dichas ciudades, una de las gigantes se puso celosa al ver que la construcción de su contraparte era más hermosa por lo cual rompió en llanto.

Cegada por los celos, arrojó una gran roca sobre la edificación, creando de esta manera un gran agujero en la montaña, forjando de esta manera lo que se conoce hoy en día como la Montaña Cortada, esta leyenda se ha visto sustentada por la localización y excavación al lado contrario de esta zona en Rumania, de esqueletos de gran tamaño, durante el transcurso del siglo pasado.

¿Cuáles fueron los descubrimientos realizados?

En el año 1.980, durante una excavación realizada se encontraron 80 esqueletos humanoides, que contaban con una longitud de 5 metros aproximadamente, lo que le da pie a la sabiduría popular de que los gigantes tenían hogar en los bosques de Oncesti.

Mientras que en el año 89, se hallaron 20 esqueletos gigantes en la ciudad de Lebada, Pantelimon en Rumania, al igual que el descubrimiento accidental de la red de túneles subterráneos debajo de la montaña de Bucegi.

Aunque Rumania, parece ser el foco de localización donde esta raza de seres gigantescos estableció su residencia, se han hallado numerosos restos alrededor del mundo, más sin embargo, son pocos los casos conocidos, debido a que los restos han sido destruidos o desaparecidos sin ningún tipo de explicación.

Lo que nos lleva a pensar ¿Quiénes desean que estos descubrimientos se mantengan en secreto? ¿O simplemente no desean dar explicaciones al respecto? Deja tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here