Los misterios del espacio siguen aún hoy día, en cierta medida, inalcanzables para la humanidad. Aún desconocemos cómo explicar algunas cosas que suceden en el espacio y ciertamente confiamos en que hay muchos datos que no son revelados a la luz pública. Es preciso acotar lo extraño que es descubrir algún nuevo acontecimiento espacial y no saber o tener una teoría factible de su aparición.

El comienzo del misterio

No es raro que se encuentren explosiones a lo largo y ancho de la galaxia. En muchos casos esto se debe a una estrella en descomposición o por otras diversas razones. Lo cierto es que cada una de estos sucesos tarda cierto tiempo para que sea fácil su visualización. El proceso de mostrarse en el cielo resulta algo lento y al cabo de días o incluso semanas se puede apreciar un avance muy pobre.

Ocurre una diferencia radical con un fenómeno que tiene emocionados y a la expectativa a una gran cantidad de científicos de todo el planeta. Se trata de una explosión que fue captada por los telescopios ATLAS, rastreadores de asteroides situados en Hawái. Una doctora que forma parte del equipo de ATLAS declara que apareció de la nada y que la velocidad y brillo del mismo resulta algo alarmantes dentro de todo lo que se conocía hasta la actualidad.

Sobre esta explosión

Una de las características peculiares de esta increíble explosión es la fuerza de su brillo, que se puede comparar con 100 supernovas. También es interesante recalcar la velocidad con la que la misma se ha apoderado del cielo. Mientras que algunas explosiones tardan semanas para alcanzar su brillo máximo, está en solo dos días alcanzó un brillo descomunal que dejó atónitos a todos los expertos.

Se estima que las partículas y la explosión viajan a una velocidad de 20.000Km por segundo, siendo un fenómeno nunca antes visto en el espacio. También se pensó que debido a su intensidad y a la facilidad con que se pudo ver, se encontraba dentro de nuestra misma galaxia. Sin embargo, las investigaciones demuestran que esto ocurrió a no menos de 200.000 años luz, o sea que fue totalmente apartado de la Vía Láctea.

El fenómeno en nomenclatura astronómica fue categorizado como “AT2018cow” y debido a esta singularidad de nombre, es comúnmente conocido como “La Vaca”.

Trabajo de todo el mundo

Actualmente, cientos de científicos se encuentran investigando las posibles causas. Muchos están trabajando en conjunto para poder dar con una explicación o teoría que pueda explicar el origen del mismo. Algunos fanáticos de la ciencia ficción aseguran que podría tratarse de una guerra intergaláctica o que incluso se está creando una nueva galaxia o algo similar.

Por otro lado, es importante afirmar que los estudios aún siguen realizándose como corresponde. Esto podría significar que se tardará algún tiempo para que puedan llegar respuestas que aclaren las grandes dudas que envuelven a esta extraña anomalía llamada La Vaca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here