Seguramente has leído o oído hablar acerca de algunos mitos de ciudades que están ocultas en Sudamérica y que ningún hombre nunca, ha podido dar con ellas. No obstante, existe uno en específico que ha sido nombrado durante muchos años, como la conocida Ciudad Perdida de la Patagonia, de la que se sabe tan poco, pero que tanto se nombra, en especial por la promesa de que está rodeada de oro y plata. Pero, ¿realmente existe?

Un mito que podría ser real

Se ha escuchado mucho acerca de una ciudad que se encuentra en la Patagonia, entre Chile y Argentina, que no ha sido explorada por ningún extranjero jamás, ya que nadie, nunca ha logrado llegar hasta ella, pues nunca se supo su lugar con precisión. Sin embargo, muchas personas afirman que existen e incluso los más escépticos sienten interés al escuchar las historias que de ella se narran.

Sin embargo, aunque solo es un mito y es poco probable que exista una ciudad llena de riquezas que se oculta de la vista de todo ser humano para no ser descubierta nunca. Aunque, ¿no es la Tierra un lugar lleno de misterios inexplicables? ¿no estamos rodeados de mitos que podrían ser reales? ¿por qué no creer en la existencia de esta ciudad? Son preguntas que podrían ponernos a dudar acerca de todo en lo que creemos.

La posibilidad de la existencia de La Ciudad Errante

Aunque pocos saben con exactitud su ubicación geográfica, existe una historia que afirma que hace muchísimo tiempo, en el momento de las colonizaciones de España en Sudamérica, el padre José García Alsue, tuvo la oportunidad de explorar el territorio en donde ahora se ubica el parque Nacional Queulat, en Chile, con la intención de encontrar esta ciudad perdida.

Durante mucho tiempo la llamada Ciudad Errante, fue buscada por múltiples exploradores además de este Jesuita, todo en vano. Lo curioso es que nunca cedió la creencia de que en algún lugar de la Patagonia se encuentra oculta este territorio lleno de riquezas incalculables, ocultos ante el ojo de todo ser humano que desee encontrarla. ¿Por qué seguían insistiendo? Quién sabe, quizá tenían la certeza de que existía.

El mito sigue vigente

A pesar de todo el tiempo que ha transcurrido entre estas historias y la actualidad, existen personas que afirman que la existencia de esta ciudad es completamente cierta y que la razón por la que nadie ha conseguido encontrarla es que está cubierta por una niebla espesa que evita que sea visible para la visión del ser humano. Y aunque no existen pruebas físicas, es inquietante que en nuestra historia muchos exploradores la buscaron.

Fuente del vídeo: laberinto de leyendas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here