África es uno de los continentes más antiguos del planeta, por ende, son muchos los secretos que sus tierras esconden. Así mismo, este continente es el hogar de una de las esculturas más grandes de la historia y una de las más antiguas: La Diosa Blanca.

La Diosa Blanca

La Diosa Blanca es una escultura que se encuentra en uno de los bordes de la montaña de la Sierra León de África. Es sorprendente, ya que la escultura de la diosa mide alrededor de 150 metros, siendo la más grande de todo el mundo.

No obstante, los expertos afirman que la escultura fue tallada en una de las rocas más difíciles de esculpir, el granito.

¿Quién descubrió la Diosa Blanca?

El científico que descubrió la Diosa Blanca fue el italiano, “Angelo Pitoni”, el cual visitaba el lugar buscando diamantes, pero se topó repentinamente con la figura de la escultura.

El experto no comprendió como había sido realizada una obra tan monumental hace tantos años, por ende afirmo que la misma debió haber sido hecha por civilizaciones anteriores a la humana, tales como la de los habitantes de la Atlántida, entre otros.

La piedra del cielo

La piedra del cielo también fue uno de los elementos que descubrió Angelo Pitoni en África, ya que durante su estadía también conoció unas rocas muy extrañas de color azul, las cuales parecían ser formadas a través de ciertos compuestos artificiales.

Así mismo, estas rocas parecían caídas del espacio y su composición era en un 100% de oxígeno puro. Todavía se desconoce qué tipo de civilización pudo haber fabricado este tipo de material rocoso a parte del elemento más importante para los humanos, pero es evidente que esto ocurrió muchos años antes de que la humanidad se hubiera expandido.

En el mismo orden de ideas, muchos especuladores aseguran que estos minerales y esta escultura fueron realizados por visitantes de otros planetas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here