Recientemente fueron halladas en lo que corresponde al antiguo puerto mediterráneo de Cesarea, ubicado al norte de Israel, unas raras y misteriosas monedas de oro y un pendiente de color dorado, que fueron posiblemente abandonados y nunca más recuperados cuando los cruzados invadieron y posteriormente conquistaron la ciudad hace aproximadamente 900 años.

La IAA o Autoridad de Antigüedades de Israel, anuncio que el descubrimiento de lo que se supone es una pequeña olla de bronce con 24 raras monedas de oro y un pendiente, fue realizado entre 2 piedras al lado de lo que posiblemente fue un pozo, situado en una pequeña casa en un barrio que data de hace 900 años, en lo que se presume fueron los periodos de Abbasid y Fatimid.

¿Cuáles fueron las declaraciones ofrecidas por los expertos?

Los especialistas encargados de la excavación, Peter Gendelman y Mohammed Hatar, ambos directores en la Israel Antiquities Authority, indican que estas monedas se remontan al final del siglo XI, donde es posible asociar el tesoro encontrado con la conquista de la cruzada de la ciudad, realizada en el año 1.101, lo que corresponde a uno de los eventos más dramáticos y traumáticos en la historia medieval de la ciudad.

Debido a que las cruzadas, son consideradas como una serie de enfrentamientos religiosos con la finalidad declarada de restaurar el acceso cristiano a los lugares que eran considerados como sagrados que se encontraban dentro y cerca de Jerusalén, la cual es una ciudad muy sagrada para los musulmanes, los cristianos y también los judíos.

El conflicto del cual data el descubrimiento siguió lo que se conoce como la primera cruzada, y muchos expertos la llaman como la cruzada de los débiles de corazón, esto motivado a la cantidad de personas que se unieron a ella, después de haber participado y regresado de la primera cruzada.

Las opiniones personales de los especialistas

Las autoridades mencionan que posiblemente el propietario del tesoro hallado, así como toda su familia de manera probable fueron asesinados durante la masacre de Cesarea o fueron comercializados como esclavos.

Esto se basa en que la olla de bronce en la que se guardaron las monedas de oro y el pendiente, fue escondida entre rocas en un pozo de aproximadamente unos 1,5 metros de profundidad, esto con la finalidad de protegerlas de los invasores cuando se produjo el saqueo de la ciudad, hace 900 años.

¿Piensas que el tesoro fue escondido? ¿O simplemente olvidado por una familia que deseaba salvaguardar su vida? Deja tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here