Todos conocemos la versión más difundida, la misma en la que nos criamos nosotros, nuestros padres, abuelos y bisabuelos. La versión bíblica de que Adán y Eva fueron los primeros seres humanos que habitaron la tierra, que de su descendencia comenzó a andar la historia escrita de la humanidad pero, ¿Realmente es eso cierto?

Existen antiguas teorías y hallazgos modernos que apuntan a que, de hecho, esta afirmación podría ser falsa. Que sugieren que, en realidad, en el pasado, mucho antes de nosotros, antes que Adán, existieron civilizaciones avanzadas, pueblos pre-Adamitas, sociedades enteras de individuos que ya habían hecho su propia historia.

El origen de la teoría

En el siglo XVII, el calvinista y gentilhombre de Luis II de Borbón, Isaac de La-Peyrère publicó un libro en el que sugería la posible existencia de civilizaciones que vivieron antes de los tiempos de Adán, libro que tituló Praedamite. Esta afirmación, hecha en 1665, se basaba en algunas expresiones halladas en el Génesis de La Biblia, así como en un fragmento del capítulo V de la Epístola a los romanos.

Otro aspecto de la teoría de La- Peyrère era que se preguntaba de dónde había sacado Caín, hijo de Adán, si éste último había tenido solo a dos descendientes varones. Así, creía este hombre que posiblemente Caín se cruzara con seres que ya vivían desde antes, para así asegurarse una progenie.

Hallazgos arqueológicos

En apoyo a esta teoría, existen supuestos hallazgos con los que se dio a través de excavaciones realizadas en la Antártida, en las que se encontró una cueva marcada por las ruinas de una civilización antigua que se presume extraterrestre. Esta civilización, súbitamente congelada por un cambio de polaridad sufrida por el planeta, serían los pre-Adamitas de sangre pura.

Estas excavaciones, hechas entre 2016 y 2017, y confirmadas por un hombre llamado Corey Goode, revelaron que en dicha cueva existen pruebas de que posiblemente esta civilización avanzada debía vivir cerca de su tecnología pues su constitución física no adecuada para lidiar con la gravedad de la tierra no les permitía ir libremente por la superficie.

¿Cómo lidiaron los pre-Adamitas con la situación?

Según Goode, esta civilización, en vistas de que su físico no los dejaría prosperar por mucho tiempo más, resolvieron permanecer en la Antártida, cerca de su tecnología, y enviar a algunos emisarios que se cruzaran con los “humanos” nativos de la tierra, es decir, Adán y los suyos, para liderar entre estas nuevas sociedades primitivas y asegurarse de que tendrían descendencia para el futuro.

Fuente del vídeo: Antonio Cisneros

Estas afirmaciones dan en pensar varias cosas. ¿Será posible que civilizaciones vivieran antes de la era de Adán? Es posible creer que la vida en la tierra pasa por un proceso de “reinicio” cada vez que una gran catástrofe altera drásticamente el rumbo de las cosas en la superficie.

Siendo que esta puede ser una posibilidad, la teoría de los pre-Adamitas también sería una vertiente que podría confirmar algo similar en el caso de la famosa Antigua Atlántida. Otra civilización avanzada que, quizás, vivió antes de lo que nosotros conocemos por historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here