Científicos que investigan el lugar donde se halla el presunto sepulcro de Jesús, comprobaron que sus materiales de construcción son del siglo cuarto, confirmando así certezas antiguas de que los romanos construyeron el monumento tres siglos después de su muerte.

ES LA PRIMERA VEZ QUE SE HACE UN ESTUDIO DE ESTE TIPO

La Iglesia del Sagrado Sepulcro alberga en la actualidad el edículo (santuario, foto), así como el presunto punto cercano donde se crucificó a Jesús, considerados ambos los sitios más sagrados de la cristiandad.

Es la primera vez que se realiza este tipo de estudio en el sitio, localizado en lo que hoy es la Iglesia del Santo Sepulcro, Jerusalén.

La prueba realizada en los componentes del mortero de la supuesta tumba se hizo en el marco de los nuevos trabajos de restauración del edículo que la resguarda, cuando en marzo pasado el lugar fue abierto por primera vez en muchos siglos. Para calcular la antigüedad se utilizó una técnica llamada «luminiscencia ópticamente simulada» (OSL), con la cual se reveló cuándo el cuarzo de la mampostería fue expuesto por última vez a la luz.

LA FECHA ES DE LA ÉPOCA PERO NO DEL SIGLO I

Entrada a la tumba.

Según reporta National Geographic Society, los resultados arrojaron una fecha cercana al 345 d.C., es decir, durante o poco después del reinado de Constantino el Grande.

«Es un hallazgo muy importante pues confirma que fue Constantino el Grande, como lo afirman las evidencias históricas, el responsable de haber cubierto el lecho de roca del sepulcro de Cristo con las losas de mármol del santuario», afirmó Antonia Moropoulou, coordinadora y jefe científica de los trabajos de restauración.

Constantino I el Grande.

De acuerdo a la leyenda, Helena, la madre del emperador romano Constantino (reinado ca. 306-337), descubrió la tumba de Jesús alrededor del año 327. Constantino legalizó el cristianismo a lo largo y ancho del Imperio romano y supuestamente se convirtió en cristiano poco antes de morir. Los romanos habrían protegido la tumba construyendo un santuario sobre ella, al igual que una iglesia. La iglesia fue destruida, renovada y vuelta a construir varias veces en los pasados 1.700 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here