Desde hace muchísimo tiempo hemos estado escuchando acerca de los famosos viajes en el tiempo, pues estos han sido las temáticas de películas, series y novelas tantas veces que se han convertido casi en algo de cultura universal. No obstante, ¿qué pasaría si te dijéramos que hace algunos años un hombre afirmó haber viajado en el tiempo? Este es uno de los casos más misteriosos que hemos conocido hasta ahora.

Una extraña explicación

En el 2003 fue asignado un caso al FBI que consistía en un hombre que aumentó su cartera de inversiones de 800 dólares a 350 millones de dólares en un período de tiempo demasiado corto. Solo dos semanas había entre esta gran suma de dinero, que fue precisamente lo que le llamó tanto la atención a las autoridades que decidieron llamar al FBI, pues no había manera de que esto hubiera ocurrido bajo circunstancias legales.

Pero esto no es lo más curioso del caso, pues aquí apenas empieza la historia. Cuando el hombre, cuyo nombre era Andrew Carlssin, fue interrogado con la intención de averiguar cómo realizó tal hazaña, lo más descabellado fue su respuesta: había viajado con una máquina del tiempo desde el año 2256. Pero esto no es todo, sino que dijo que tenía pruebas acerca de esta extraña afirmación. Es una locura, ¿no es así?

Carlssin afirmó que había viajado del futuro

Su explicación no solo fue desechada por los agentes de FBI que lo interrogaban, sino que simplemente no daban crédito a lo que estaban escuchando. Sin embargo, este hombre no dio una respuesta diferente, siguió afirmando una y otra vez que la razón por la que había incrementado su fortuna era el conocimiento, pues todas las personas que estaban en el año 2256 sabían cómo funcionaba la bolsa de valores.

No obstante, decía que en ese momento no podía aplicar los conocimientos, es por ello que decidió tomar una máquina del tiempo, viajar 200 años atrás y aprovechar al máximo todo lo que sabía. De igual forma, para obtener la credibilidad de los agentes decidió hacer unas predicciones de lo que ocurriría en el transcurso de esos años (cosa que hasta ahora se ha cumplido al pie de la letra, sin falta).

El caso nunca salió a la luz

A pesar de las preguntas insistentes del FBI, el hombre nunca dio la ubicación de la máquina del tiempo. Después de eso, el caso se archivó y no volvió a salir a la luz por ningún medio. Al parecer el nombre de Andrew Carlssin fue borrado de la faz de la tierra y nunca se supo de él. Y aunque el caso debía ir a juicio, el abogado afirma que el hombre nunca se presentó a las sesiones y así como llegó, se esfumó.

Y así como este hombre quizá haya millones de viajantes en el tiempo más discretos de los que nunca sabremos nada, después de todo, este parece ser un tema que todos omiten y toman como irreal.

Fuente del vídeo: octaviobeckham

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here