Los extraterrestres han sido motivo de investigación desde hace muchos años. Sin embargo, hasta ahora no existe ningún tipo de información concreta que nos lleve a tener una idea materializada de que son reales. Por supuesto, han ocurrido sucesos inexplicables, en particular uno en Inglaterra, más concreto en un bosque de Rendlesham que fue presenciado por un soldado llamado James W. Penninson. Fue un contacto directo con un verdadero OVNI.

Un suceso asombroso en Inglaterra

En el año 1980, específicamente en la época de Navidad, casi finalizando el año, se reportaron la zona boscosa de Inglaterra una serie de luces particulares. Estas fueron vistas con claridad desde la RAF Woodbridge, que en ese momento era utilizado por la Fuerza Armada de Estados Unidos debido a una serie de investigaciones y proyectos que se estaban llevando a cabo en ese momento durante ese año en específico.

Fue el soldado James W. Penninson quién fue designado para investigar las luces que habían aparecido inexplicablemente en esa área. Cuando llegó al lugar, aseguró que vio un OVNI que estaba completamente apagado. En ese momento no dudó en adentrarse en él, pero al tocarlo comenzaron a aparecer en su mente una serie de códigos binarios. Según él, era una especie de comunicación telepática que se estaba llevando a cabo.

¿Qué significó?

Posteriormente, una vez esto sucedió, el sargento Penninson se decidió a escribirlos. Los códigos se llevaron, al menos 16 páginas de diferentes códigos. En su momento no fueron descifrados. Sin embargo, años más tardes estos pudieron ser estudiados con mayor detalle gracias a la tecnología. En estos se establecían ciertas coordenadas realmente específicas que tenían la intención de llevar a la persona a la mítica isla Hy-Brasil.

Lo más increíble acerca de estas coordenadas, era el año, que era indicado junto a ellas. Estas fueron escritas en el año 8100, por lo que se establece que este coronel se comunicó con seres que estaban en el futuro. Actualmente, tras salir la noticia, fue inevitable sentirse realmente agobiado por la cantidad de información que se obtuvo. Es un misterio la forma en cómo llegaron estos códigos a la mente de Penninson.

¿Qué ocurrió con este militar?

En el año 1984, el mismo coronel tiene una pequeña revelación en el que afirma que lo que vio no fue un OVNI, sino un transporte de la época y que los dueños no eran extraterrestres, sino seres humanos que fueron evolucionando. Lo más extraño de las coordenadas es cada una de ellas tiene diferentes lugares emblemáticos que, hasta ahora, son un mito para todos nosotros.

Fuente del vídeo: Atraviesa lo Desconocido

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here