Las sirenas son seres de naturaleza supuestamente fantástica que cuentan como un mito que ha llegado hasta los días actuales, a pesar de haberse originado en la antigüedad y sigue causando las mismas dudas que pasiones.

De hecho, se cree que sabemos absolutamente todo acerca de su historia y sus características, como su sensualidad y sus cantos. Pero lo cierto es que muchos datos que desconocemos hacen de esta realidad algo que escapa a nuestro entendimiento actual.

¿Quiénes son las sirenas?

La etimología del término se ha asociado a la definición “hembra que fascina con sus cantos”, una de las principales armas de las sirenas era su atractivo canto. Dicha cualidad era capaz de enloquecer a cualquier mortal, sin importar su personalidad fría o distante.

En cuanto a su físico, normalmente se les representa con un torso y cabeza de mujer, acompañado de una larga cola de pez desde la cintura hacia abajo. Sin embargo, también se han mencionado sirenas que tienen cabeza de mujer y un cuerpo de ave.

En la época antigua, estos seres estaban considerados como “aves de almas” principalmente porque disponían de una gran capacidad para atraer a las almas que le rodeaban hasta su muerte.

Referencias históricas

La primera constancia que se posee de forma escrita referida a las sirenas, es la ofrecida por el canto XII de La Odisea. En esta obra se relata que Ulises, siguiendo los consejos de una hechicera denominada como Circe, logro sellar con cera los oídos de los marineros, justamente para lograr escuchar los cantos de las sirenas sin sucumbir ante ellos.

Existen diversidad de textos que hablan de sólo dos sirenas en toda la historia del mundo, pero esto puede verse determinado por la tradición. Por ejemplo, en otras tradiciones hablan de tres (Pisínoe, Agláope y Telxiepia) e incluso cuatro.

Al parecer, a través de los análisis y transmisiones de los poemas de Homero, se ha podido constatar que las sirenas que se encontraban fijas a las rocas pudieron irse transformando en aves voladoras, que estaban influenciadas por otras culturas, por ejemplo la egipcia.

Las sirenas y el arte

Desde hace muchísimos años el mito de las sirenas ha sido un tema que ha parecido atractivo a muchísimos artistas, especialmente al momento de elaborar sus obras y creaciones.

Esta inspiración artística se originó en Grecia y de allí pasó a Roma, así como también al resto de Europa. En distintas ilustraciones de bibliografías, así como en el arte cristiano occidental se puede observar la influencia de estas criaturas en la inspiración para realizar decoraciones, elementos arquitectónicos y muchas otras creaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here