La historia del Padre Crespi es una de las más indescifrables y recónditas, puesto que constituye toda una civilización desconocida, con increíbles artefactos y una gran cantidad de símbolos que se encuentran escritos en planchas de oro que son propias de una lengua desconocida.

Vinculación con la América Precolombina

Estas se acompañan de representaciones extrañas que vinculan a la llamada América precolombina con los antiguos Sumerios. El relato de todos estos acontecimientos y la forma en que estos fueron tratados, revela una conspiración para ocultar la verdad sobre la historia de la humanidad.

¿Quién el Padre Carlos Crespi?

Era un monje salesiano originario de Italia en el 1891, que se encargó de estudiar antropología en la Universidad de Milán, antes de decidir convertirse en sacerdote.

En el año 1923, fue asignado a la ciudad andina de Cuenca en Ecuador para trabajar entre las poblaciones indígenas. Fue ahí donde se dedicó aproximadamente unos 59 años de su vida a obras de caridad hasta su fallecimiento que ocurrió en el año 1982.

El Padre Crespi es reconocido por una multitud de talentos, porque cumplió con funciones de educador, antropólogo, botánico, artista e incluso director de fotografía, así como sus muy importante e intensos esfuerzos de ayuda humanitaria en Ecuador.

En Ecuador, lugar donde se estableció, formó un orfanato con medios de educación, con asistencia a personas de bajos recursos, brindó comida y también dinero. Era un ser humano que se preocupaba mucho por el pueblo.

Intereses de Padre Crespi

El Padre Crespi también tenía un gigantesco interés en las diversas tribus y poblaciones indígenas de todo Ecuador, incluso intentó aprender sobre su cultura, tradiciones y lenguaje. Todo esto lo hizo para tener mayor posibilidad de ofrecer ayuda a quien más lo necesite.

Los ciudadanos hablan de su dedicación a una vida de pobreza completamente voluntaria, había días que prefería dormir en el suelo de las cabañas pertenecientes a las poblaciones indígenas, con una sola manta de compañía.

Dedicación del Padre Crespi y los artefactos

Debido a la inmensa dedicación del Padre Crespi, las personas le entregaban artefactos como una forma de expresar gratitud.

Estos artefactos son originarios de todos los rincones del país e incluso, fuera del país. Algunos eran representativos de las obras de las culturas indígenas de Ecuador y otros objetos, se afirma que eran réplicas de artefactos muy antiguos, incluyendo numerosas placas metálicas con detalles. Sin embargo, el Padre Crespi siempre demostró un gran sentido de agradecimiento por todas las donaciones, sin importar el valor.

Fuente del vídeo: C1040

Fuente del vídeo: RahmaEcuador

Fuente del vídeo: Edwin Fernando Cárdenas Cárdenas

Con el pasar del tiempo, esta persona adquirió más de 50.000 objetos o artefactos, de los cuales muchos se mantuvieron en el patio de la iglesia María Auxiliadora hasta que el Vaticano otorgó el permiso reglamentario para fundar un museo que funcione como albergue de la colección. Lamentablemente, muchos de los artefactos fueron destruidos motivo de un incendio en el año 1962.

Después del fallecimiento del padre, los artefactos que quedaron fueron retirados. De hecho, fueron muchos los reclamos que se derivaron en cuanto a lo sucedido con los artefactos que pudieron sobrevivir al incendio. Algunos ciudadanos afirman que estos fueron almacenados en el sótano de María Auxiliadora y otros expresan que fueron vendidos a coleccionistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here