Existen situaciones de la vida que dejan más enseñanzas que vivencias, más lecciones que recuerdos. Como sucedió con este líder de una iglesia cristiana, la experiencia que pasó no fue sino de auténtico terror al ser atacado por leones al querer demostrar el poder de Dios sobre la naturaleza.

Los hechos

Para el momento del ataque, en el parque nacional Kruger, en Sudáfrica, un líder religioso cristiano de nombre Alec Ndiwane, en un afán de demostrar el poder de dios sobre las bestias de la Tierra procedió a hacer algo para muchos inconcebible, acercársele peligrosamente a una manada de leones en pleno paseo de safari.

Si el hecho de acercarse de forma peligrosa a una manada de leones no parece lo suficientemente peligrosa, hay que sumarle el hecho de que estaban comiendo de un impala que habían cazado, es decir, que como cualquier animal que responde a sus instintos, responderían con violencia ante cualquier intruso.

La actitud de Ndiwane

Muchos presentes consideraron el acto de este líder religioso como una completa locura, pues la forma en cómo se lanzó hacia los leones vociferando en varios idiomas incomprensibles luego de haber entrado en un estado de trance.

Para el momento que se abalanzó sobre los leones estos lograron atacarle, afortunadamente logró correr pero con heridas en uno de los glúteos y en un brazo, siendo además de doloroso una señal bastante clara de que las bestias que lo atacaban lo querían matar.

Al pasar el momento, este religioso afirma que no tuvo ni idea de lo que estaba sucediendo en ese momento, el estado de trance lo había dejado completamente inconsciente de la realidad que le rodeaba. Pensando además en el momento que el señor le había ordenado demostrarles a los presentes el poder del hombre sobre los animales de la tierra.

La suerte que tuvo este hombre

Se puede decir que este ha sido uno de esos casos de bastante suerte y fortuna, no muchas personas logran escapar de semejante manera de un ataque de leones aun teniendo los equipos para dispersarlos o bien corriendo con alguna extremidad herida.

Por suerte, Ndiwane fue inmediatamente trasladado a un hospital local, recibió sutura y tuvo la suerte de contar la historia. Pero si de algo se está claro es que ni él ni los asistentes tienen la mínima certeza de que fue lo que pasó en ese momento.

1 COMENTARIO

  1. A si es, es la estupidez humana que invento las sociedades ya sean religiosas o socialistas, a ninguna sociedad le conviene que sean inteligentes, harán todo para programarte como un robot, las personas inteligentes no creen en lo que no an comprobado, las personas inteligentes se vuelven peligrosos para cualquier sociedad, todos somos genios cuando nacemos, nos están degenerando para ser tontos y lentos, las personas inteligentes no creen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here