Los científicos provenientes del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) por su siglas en inglés, han logrado un avance impresionante en lo que a tecnología corresponde, al diseñar lo que ellos mismos denominan como el “avión del futuro”, que en lugar de usar partes móviles y combustibles, utilizan una unidad de iones para su movilización.

Este grupo de científicos liderados por Steven Barrett, describe esta nueva invención como un avión al cual se le denomina como electro aerodinámico, que utiliza la propulsión del estado sólido, lo que quiere decir que no usa hélices, ni motores a reacción para su movimiento.

¿Qué esperan estos expertos con esta invención?

Lo que desean estos científicos es revolucionar el futuro del vuelo, el cual indican no debería ser nada relacionado con hélices y turbinas, lo que ellos quieren en realidad con este invento es que sea parecido a las naves que veíamos con anterioridad en el famoso programa de Star Trek, donde el dispositivo se desplazaba de manera silenciosa y con una especie de brillo azul.

Hace algún tiempo este tipo de diseños fuera sido imposible por los pocos sistemas tecnológicos a lo que se poseía acceso, sin embargo con el avance que hemos presenciado en materia de tecnología, este tipo de invenciones y muchas más son posibles.

Este tipo de logros no eran observados aproximadamente desde el año 1.921, cuando un grupo de investigadores dedico su tiempo al estudio y desarrollo a lo que se presume era tecnología anti gravedad, y por supuesto al no contar con los avances necesarios fue desestimado, lo que diferencia este estudio con el actual proyecto es el avance de la ciencia tecnológica.

¿En que se basa el actual proyecto?

Se diseñó un dispositivo con una envergadura de 5 metros, con un peso de 2,45 kilogramos, que cuenta con una serie de electrodos a través de la extensión de sus alas, con alambres en su parte delantera, mientras que en la posterior cuenta con un levantamiento de perfil aerodinámico que es una superficie curva que permitirá el levantamiento.

Los alambre delanteros se cargaron a 20.000 voltios positivos, mientras que en la parte trasera se cargaron la misma cantidad de voltios pero negativos, lo que crea un campo electromagnético de gran fuerza, lo que ocasiona que los electrones se eliminen de las moléculas de nitrógeno del aire, produciendo iones.

A medidas que esto sucede, los iones se aceleran en sentido reverso produciendo lo que se conoce como viento iónico, lo que genera el impulso, esto según lo demostrado en las pruebas realizadas desde el año 2.016 hasta 2.018.

Fuente del vídeo: nature video

¿Crees que pronto viajaremos como en las series de ciencia ficción? ¿O aún falta mucho para el desarrollo de esta tecnología? Déjanos saber tu comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here