Muchos pueden preguntarse cómo es esto posible, bueno la verdad es que se trató de una especie de experimento donde un grupo de amigos decidió ir a la región de Arizona y capturar algunas imágenes del espacio uniendo su cámara GoPro a un globo meteorológico, dejando que este ascendiera al cielo.

Y así como esto fue lo último que supieron de esta cámara durante un periodo de 2 años, aunque fue un largo periodo el resultado valió la pena, debido que a su regreso el dispositivo trajo consigo una serie de imágenes que los dejaron impactados.

¿En que se basó este experimento?

Fueron los amigos y estudiantes universitarios, Ashish Goel, Paul Tarantino, Ved Chirayath, Tyler Reid y Bryan Chan, quienes decidieron diseñar un dispositivo, calculando la trayectoria que tendría y posteriormente registrarían en la FAA para que no tuviera interferencia alguna con algún avión que coincidiera con su trayectoria.

Siendo aprobado por la FAA, fue cuando estos entusiastas decidieron lanzar el globo, que contaba con la integración de una GoPro Hero 3, una videocámara de marca Sony y un Smartphone Samsung Galaxy Note II y una vez que ambas cámaras grababan las imágenes y el Smartphone tomaba las fotos correspondientes, decidieron colocar el marcha su globo en las adyacencias del desierto, a solo unas millas de la región de Tuba City.

¿Cuál fue el resultado?

Una vez al aire, los universitarios esperaban rastrear el progreso de su dispositivo gracias a la función de GPS presente en el Smartphone, sin embargo, perdieron el contacto luego de este superara el alcance de la torre telefónica, dejándolos a oscuras, por lo que presumieron que se había perdido y dejaron la investigación.

Luego de dos años un excursionista que se encontraba en la región desértica, localizo el dispositivo en una caja que contenía la información para contactar a los entusiastas, los que al momento de recibir la noticia se alegraron con la posibilidad de ver los resultados de su experimento.

¿Qué esperaban encontrar estos estudiantes?

El objetivo de estos estudiantes era realizar por su cuenta la captura desde la zona de la estratosfera, del conocido Gran Cañón en la región de Arizona, lo que les supondría una gran cantidad de dinero ya que son muy pocas las imágenes ofrecidas de esta maravilla natural a esa altura de nuestro planeta.

Sin embargo a su regreso, encontraron que el dispositivo alcanzó una altitud de 98,66 pies de altura, con un vuelo de 1 hora y 38 minutos en total y las imágenes obtenidas iban más allá de su imaginación, por lo cual se encargaron de recuperar todas las imágenes originales y decidieron formar un video de 4 minutos, donde quedará maravillado.

Fuente del vídeo: Bryan Chan

¿Cómo crees que se ve esta maravilla natural desde el espacio? ¿Apoyarías este tipo de experimentos entre tus amigos? ¿Estarías dispuesto a intervenir?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.