A lo largo de los años, son muchos los registros de los llamados “encuentros cercanos del tercer tipo”. Cada año, cientos de personas afirman haber tenido contacto con seres de otros planetas de maneras que pueden parecer imposibles. Sin embargo, ¿qué sucede cuando es precisamente un astronauta o algún integrante de una institución como la NASA el que realiza este tipo de afirmaciones?

La incertidumbre persiste

Son muchas las teorías, los registros y las evidencias que parecen ser claras cuando se trata de los extraterrestres. La realidad es que no se puede afirmar o negar ningún tipo de hecho, puesto que aunque mucha gente suele creer firmemente en este tipo de hechos, también hay quienes resultan ser muy incrédulos.

Muchas veces resulta imposible el poder rebatir los testimonios de quienes han tenido este tipo de experiencias, aunque en el caso que estamos desarrollando en esta oportunidad, a Leland Melvin le indicaron que la posibilidad de haber visto lo que creyó, podía parecer algo más.

La criatura con forma orgánica

Melvin se encontraba realizando los característicos trabajos que solía hacer durante su permanencia en el trasbordador espacial Atlantis. El encuentro ocurrió mientras estaba en la bahía de carga del mismo.

En ese momento, Leland Melvin observó una extraña figura que describió como traslúcido y con una forma orgánica. Adicionalmente, afirma que este pudo ser un ser alienígena. Estas declaraciones tan fuertes, las cuales realizo vía Twitter a un investigador de UFO Sightings Daily, fueron ampliamente recibidas por el público que apoya firmemente la existencia de esos seres.

La respuesta a la duda

Melvin también indicó que, en vista de lo sucedido, decidió contactar a la central en la Tierra para expresarles el desconcierto de lo que acababa de presenciar. Es así como lo que inicialmente pareció ser uno de esos encuentros que se mencionaron al inicio, terminó por ser algo mucho más simple.

La respuesta que el astronauta recibió fue que su visión se debía más probablemente al hielo que recientemente se había desprendido del trasbordador y que, en ese momento, oscilaba en frente del mismo. De esta manera, explicaban que posiblemente fueron esas las formas orgánicas y curvas que percibió.

Finalmente, aunque muchos, incluso su entrevistador, consideran que la NASA pudo haberle ocultado información muy valiosa, este sujeto ha rechazado la idea al considerarla como absurda. Sin embargo, también deja una puerta abierta al afirmar que siempre hay otras posibilidades.

Fuente del vídeo: Atraviesa lo desconocido

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here