¿Cuánto tiempo los seres humanos hemos deseado algún tipo de respuesta acerca de la vida extraterrestre? ¿Y si te dijéramos que en realidad si tuvimos una hace muchos años? Carl Sagan y sus colegas, unos científicos bastante reconocidos, decidieron enviar al espacio un mensaje que contuviera toda la información acerca de los seres humanos y la tecnología que se usara, con la expectativa de que alguien pudiera comprenderlo.

Un interesante experimento

El suceso ocurrió en 1974, cuando Carl Sagan, un honorable científico, tuvo la idea de enviar una especie de mensaje conocido como “Arecibo” por medio de ondas de radio para saber si en realidad existía vida extraterrestre. De hecho, esta fue una de las transmisiones de radio más poderosas que se enviaron hasta ese momento y, en definitiva, era mucho más potente que la señal de los televisores.

Lo cierto es que el mensaje contenía, no sola nuestra información genética, la composición de nuestro ADN, la ubicación exacta de la Tierra, nuestros gustos, la forma de vida, la base de las matemáticas y la física. Todo tipo de información que una civilización de seres inteligentes pudiera comprender. Este mensaje fue enviado a una serie de estrellas que se encontraban a 25.000 años luz de aquí.

La respuesta del mensaje

Esta acción fue olvidada a través de los años. Sin embargo, en el año 2001 un típico círculo de cosecha apareció en los cultivos de maíz del observatorio de Chilbolton en el Reino Unido. Lo interesante acerca de esto es que parecía una respuesta a la serie de datos que se enviaron en 1974.

Sin embargo, muchos descartaron esta posibilidad, pensando que era una farsa más, pero no pudieron negar que había sido el mejor círculo visto hasta ese momento. Lo curioso es que un año antes había aparecido un círculo de cultivo cera del lugar, que encajó perfecto, pues era un telescopio con antena de microondas por donde se había enviado la señal. También se encontraba la información del ADN y su ubicación en el universo.

Interesante respuesta

Lo cierto es que la respuesta del Arecibo fue innegable, debido a que la composición del ADN tenía silicio, que era el único elemento que había sido alterado. Es decir, había un equilibrio asombroso. Más tarde el estudio del microbiólogo Ben Volcani dio a conocer que, en realidad, el silicio era vital para la composición de muchas formas extraterrestres.

Fuente del vídeo: Impera Productions

¿Será que dicho círculo si fue una respuesta o simplemente fue una farsa? No lo sabremos por ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here