Los avistamientos de objetos voladores no identificados (OVNI) llaman la atención y despiertan el interés de muchas personas. La sed del saber qué hay más allá da tema para hablar entre el público experto y aficionado. Pero el misterio aumenta cuando el avistamiento se hace en zonas de difícil acceso, como la Antártida.

Base en la Antártida

El extraño encuentro

La noche del 3 de julio del año 1965 habrá marcado un antes y un después de todos los que tuvieron la oportunidad de ver este fenómeno. Casi 20 personas de la base naval argentina ubicada en la Antártida visualizaron un OVNI a una altitud variable entre 15 y 20 kilómetros.

El objeto volador tenía un aspecto sólido con colores mayormente verdes y rojos, aunque variaban a amarillo, naranja y blanco. Se estima que su tamaño superaba los 85 metros de largo y por lo que se veía, parecía ser bastante pesado. Este tenía movimientos antinaturales de altura y velocidad, quedando por unos minutos suspendido en el aire.

Comunicado oficial

Por la cantidad de personas que pudieron ver el evento más el tiempo de duración del mismo, muy posiblemente en la base se creó un ambiente de zozobra. Por obvias razones, pasado el asombro y todos los sentimientos encontrados, tenían que notificar a sus superiores.

Recorte de la noticia en el periódico Clarín

La Secretaría de la Marina Argentina comparte con la prensa el comunicado oficial hecho por los investigadores en la base. Pero había algo que ellos no sabían hasta después de ese momento. Las bases vecinas chilenas e inglesas también tuvieron actividad aérea inusual.

Posibles causas

Normalmente, luego de un incidente de este tipo los teóricos no se hacen esperar. Algunos piensan que pudo haber sido un mal juego de las condiciones climáticas, como a cúmulos de nubes. Por otra parte, creen que pudo tratarse de un globo meteorológico reflejando la luz de la luna.

Pero varios de los que presenciaron el evento dicen que estas ideas son imposibles por las características físicas del objeto. Es posible que nunca sepamos qué fue lo que ocurrió ese día en los cielos antárticos, pero creo que todos sentimos curiosidad sobre el tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here