Los viajes en el tiempo han sido un tema de mucho interés, aunque para muchos resulta ficción. Sin embargo, existen personas que afirman haber vivido experiencias de este tipo en carne propia. Tal es el caso del piloto Davies, quién en 1992 despegó de la plataforma en una avioneta privada dese Inglaterra, hasta Liverpool. Sin embargo, durante el transcurso del viaje hubo un error y, por algún extraño suceso, acabó sobrevolando los cielos de la Antigua Roma.

Una extraña experiencia

Durante el vuelo, Davies se encontraba observando los indicadores de la avioneta y todos se encontraban de forma adecuada. Sin embargo, al llegar a las carreteras M53 Y M56, donde esperaba encontrarse con los coches acostumbrados, se percató de que ni siquiera había una carretera. Se encontraba en Stamford Bridges y no había nada que se lo señalara, según los indicadores estaba en el lugar adecuado.

Sorprendido y angustiado, Davies decide descender un poco para darse cuenta de que no hay casas ni edificios, solo lo que parece un escuadrón militar. Al momento en que distingue a la antigua Roma y a las villas del imperio de Julio César, entra en una neblina y, al salir de ella, vuelve todo a la normalidad. Ve nuevamente a los edificios y los coches en la carretera. ¡No podía creerlo!

Experiencias similares

Cuando aterriza decide ponerse en contacto con la prefectura de Chesire y así saber si existe algún tipo de rodaje cinematográfico en el que representen a la Antigua Roma. Al recibir una negativa se percata que su experiencia fue real. Algo parecido le ocurrió a un piloto de la milicia en la misma zona, en donde perdió la comunicación total con la torre de control.

Algo similar sucedió también en 1922, con el piloto Brian Holding, quién despegó desde el aeropuerto de Chesire, lo vieron surcar los cielos y…luego despareció sin dejar rastro alguno. Nunca encontraron, ni siquiera a la avioneta.

Interesantes teorías

Según los científicos el tiempo es lineal, tiene pasado, presente y futuro, pero este se puede ver alterado con vórtices en determinados momentos. Es precisamente lo que ocurrió en estos casos. Un ejemplo claro es que Davis pudo ver a la Antigua Roma, pero los romanos no lo vieron a él. Esto no altera ni el tiempo, ni el espacio.

Fuente del vídeo: Jaconor 73

Es decir, que la persona que se introduce accidentalmente en un vórtice que lo lleva a otra época es la única que puede ver lo que sucede en dicho lugar durante ese período, pero las otras personas no tienen idea de lo que está ocurriendo. Es algo que altera la versión que todos tenemos acerca de los viajes en el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here