¿Cómo cambiaría la raza humana si supiéramos que hay seres extraterrestres?

¿Cómo cambiaría la raza humana si supiéramos que hay seres extraterrestres?

Todavía no hemos encontrado ninguna evidencia de una civilización extraterrestre, una situación que podría cambiar en un instante.

Si eso sucede, nuestro sentido de nosotros mismos y nuestro lugar en el universo se romperán irrevocablemente. Tiene el potencial de alterar el camino de la historia humana. ¿No sería?

Encontrar un mundo que se parece mucho al nuestro

Teniendo esto en cuenta, se me ocurrió un escenario que constaba de tres aspectos esenciales.

Primero, la humanidad haría este descubrimiento revolucionario en unos pocos años. En segundo lugar, en realidad no entraríamos en contacto con la otra civilización (más bien, recibiríamos una señal de radio, similar a una Lucy Signal, alertándonos de su presencia).

En tercer lugar, la ETI en cuestión estaría aproximadamente a la par con nuestro progreso técnico (es decir, no estarían muy por delante de nosotros); sin embargo, si la señal llegara desde una gran distancia, como a cientos o miles de años luz de distancia, estos extraterrestres ya habrían avanzado significativamente. Alternativamente, pueden haber desaparecido por completo, víctimas de una calamidad autoinfligida).

A nuestro amigo Milan Cirkovic le hicieron una pregunta. Es un experto reconocido e investigador asociado sénior en el Observatorio Astronómico de Belgrado.

Él dijo: «Bueno, esa es una pregunta muy práctica, ¿no es así?» «Debido a que la gente lo ha estado esperando desde 1960, no esperaban encontrar supercivilizaciones de mil millones de años o simplemente algunas bacterias estúpidas».

De hecho, a lo largo de sus 50 años de historia, la filosofía fundamental ha sido que lo más probable es que nos hagamos cargo de una sociedad similar a la nuestra, para bien o para mal.

Y, sin duda, cuando las perspectivas de un primer triunfo se vieron defraudadas, empezó a buscar «lo peor». Frank Drake y sus colegas esperaban detectar rastros de ETI lo suficientemente pronto, pero no lo hicieron (aunque el optimismo injustificado del contacto de Seth Shostak se parece al de Drake).

«Grandes consecuencias»

«Algunas personas creían que una señal básica tendría poco impacto en la humanidad», continuó Cirkovic, «pero creo que Carl Sagan, como de costumbre, tuvo una reacción maravillosa».

La conciencia de que los seres humanos no están solos en el cosmos, según Sagan, tendría enormes repercusiones en todos los dominios en los que reina el antropocentrismo.

«Supongo que eso significa la mitad de toda la ciencia y alrededor del 99 por ciento de todas las conversaciones no científicas», agregó Cirkovic.

El descubrimiento de una señal, según Sagan, reavivaría el interés por el espacio en general, tanto en términos científicos como, posiblemente, en términos de asentamiento.

«Esta última declaración fue en realidad bastante premonitoria, porque no había mucho entusiasmo al respecto cuando la pronunció, y era mucho menos visible y obvia de lo que es hoy», continuó.

Sin duda, esto despertará mucha emoción y pasión por los viajes espaciales. Habría un incentivo adicional para alcanzarlos y encontrarlos, además de expandirse al espacio.

Algunos en la Tierra, por otro lado, podrían decir que deberíamos quedarnos en casa y escondernos de civilizaciones potencialmente peligrosas (oh, pero ¿y si todos lo hicieran?). Irónicamente, algunos podrían argumentar que, para combatir hipotéticos peligros extraterrestres, tendríamos que aumentar drásticamente nuestras tecnologías espaciales y militares.

Trayectorias de desarrollo

Cirkovic respondió a mi pregunta sobre la identificación de ETI que influyen en la trayectoria de desarrollo de las civilizaciones diciendo que ambas afirmaciones de Sagan se pueden aplicar a cualquier civilización en sus primeras etapas de desarrollo.

Cree que la eliminación de los prejuicios especistas, además de mantener un constante interés y contacto con el entorno cósmico, debe ser deseable para todos los agentes racionales (incluso marginalmente) en todas partes.

Podría haber excepciones, según Cirkovic, como las especies que provienen de entornos drásticamente diferentes, como las atmósferas de los planetas de Júpiter. Estas criaturas probablemente no estarían interesadas en el espacio circundante, que sería invisible para ellos el 99% del tiempo.

Entonces, si Sagan es cierto, es casi seguro que encontrar una civilización alienígena en este punto de la historia sería beneficioso. Nos empujaría a explorar y colonizar el espacio, así como a apoyar el crecimiento científico y tecnológico.

Y quién sabe, también podría desencadenar importantes cambios culturales y políticos (incluido el advenimiento de partidos políticos tanto a favor como en contra de todo esto). Incluso podría conducir al surgimiento de nuevas religiones o la extinción de las existentes.

También existe el riesgo de que nada cambie. La gente trabajaría para pagar sus cuentas y mantener un techo sobre sus cabezas, y la vida en la Tierra continuaría como de costumbre. Puede haber una sensación de desapego de todo el proceso, lo que lleva a la ambivalencia.

Sin embargo, tiene el potencial de causar pánico y paranoia. Peor aún, el descubrimiento de una civilización comparable a la nuestra (o una vida menos avanzada que la nuestra, para el caso) puede usarse para alimentar la gran hipótesis del filtro de la paradoja de Fermi.

Esto, según Nick Bostrom de Oxford, es un fuerte indicador de que se avecina una catástrofe en el (probable) futuro cercano, un filtro que impacta a todas las civilizaciones en nuestra fase tecnológica actual o cercana. Según Bostrom, la galaxia debería estar repleta de ETI súper avanzados a estas alturas en ausencia de un Gran Filtro. Este ciertamente no es el caso.

Oh no. La temida paradoja de Fermi sigue entorpeciendo nuestros planes para el futuro.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )