La Biblia en la tierra: 10 figuras del Antiguo Testamento que sabemos que existieron.

La Biblia en la tierra: 10 figuras del Antiguo Testamento que sabemos que existieron.



¿Es la Biblia un documento histórico? La respuesta corta es no, pero decirlo sin entrar en detalles es casi tan engañoso como insistir en que la Biblia es literalmente verdadera de principio a fin.

El hecho es que la Biblia es una amalgama de diferentes textos de diferentes fuentes, recopilados y compuestos por primera vez en el siglo VII a.C. por el rey Israelita Josías (justo antes de empezar a creer en la propaganda y ser asesinado luchando contra Egipto). La fecha de composición es importante, porque la Biblia se basó en la tradición oral y la memoria colectiva de los pueblos de Israel y Judá.

Josías fue un rey de la Edad de Hierro, y no es coincidencia que las personas de las que podemos encontrar evidencia corroborativa fueran contemporáneas (dentro de unos cientos de años, al menos). Pero hay una clara distinción entre los eventos de la Edad de Hierro mencionados, que probablemente son históricos, y los eventos de la Edad de Bronce anteriores (Jardín del Edén, diluvio, el Éxodo) que no lo son.

También es importante tener en cuenta que estamos haciendo nuevos descubrimientos todo el tiempo. Un nuevo hallazgo de la Edad de Hierro podría cambiar por completo la situación, y podría ocurrir en cualquier momento.

Esto es donde estamos ahora, sin embargo.

1. Omri: el Primer Personaje en ser Directamente Corroborado

Esta es la Estela de Mesa, de alrededor del 840 a.C. Mesa era un rey moabita y la estela contiene una lista de sus logros. Sin embargo, comienza señalando cómo los moabitas fueron duramente presionados por los ataques del rey israelita Omri. Omri es solo un personaje pasajero en la Biblia, pero ahí está, y ahora podemos decir que fue una persona real (Museo del Louvre / CC BY-SA 4.0)

2. Rey David: el Primer Rey Hebreo mencionado

Primero, seamos claros. No hay evidencia de que el Rey David tal como aparece en la Biblia, la historia de su vida, o sus logros. Sin embargo, la Estela de Tel Dan menciona a un Rey judío «de la Casa de David». Esta estela está fechada aproximadamente un siglo después de que David hubiera gobernado, pero esto significaría que al menos hubo *un* Rey David que gobernó Judea (Oren Rozen / CC BY-SA 4.0)

3. Jehu: El Primer Rey Bíblico Retratado

Este es el Obelisco Negro de Salmanasar III, que muestra los triunfos de un emperador neo asirio a mediados y finales del siglo IX a.C. El hombre que besa el suelo a los pies de Salmanasar es el Rey Jehú de Israel, que se muestra como totalmente subordinado a los asirios. Este es el comienzo de una serie de eventos y personajes bíblicos que también están registrados en la arqueología asiria, y estamos avanzando hacia un terreno histórico más firme. Pero Jehú fue el primero, el primer rey israelita del que tenemos una imagen (Museo Británico / CC BY-SA 3.0)

4. Tiglat Pileser III: El Primer Rey no Hebreo que Apareció en la Biblia

Como dijimos, estamos en terreno más firme con los asirios. Tiglat Pileser III es el primer personaje del que sabemos primero desde la arqueología, pero que también recibe seria consideración en la Biblia. Mencionado tanto en Reyes como en Cronicas, esta última le da su nombre completo y hace que la identificación no tenga lugar a dudas, sabemos mucho sobre este rey a partir de fuentes extrabíblicas. A partir de este punto en adelante, parece que los eventos bíblicos están en gran parte corroborados por la historia asiria (Artista Desconocido / Domino Público)

5. Isaías, el Primer Personaje que no es un Rey

Se cree que este es el sitio del «ofel» bíblico dentro de Jerusalén, y en la década de 1980 se encontró un anillo con sello aquí que hace referencia a «Isaías Navi». Esto podría ser simplemente un nombre común, pero «Navi» también significa «profeta» y muchos creen que esto podría ser evidencia del Profeta bíblico Isaías. Esto haría de Isaías el primer no real del Antiguo Testamento en aparecer en el registro arqueológico. También se ha encontrado otro anillo con sello, refiriéndose a Hilcías, sacerdote en el reinado de Josías (sí, el que escribió la Biblia) (Joe Freeman / CC BY-SA 2.5)

6. Esarhaddón y Senaquerib: el Primer Chisme de Palacio

Para este momento en la línea de tiempo, los reyes de Judá e Israel están siendo corroborados a la izquierda y a la derecha por fuentes asirias, la mayoría de las cuales señalan cuán grandes conquistadores son los asirios y cuánto tributo están recibiendo de dichos reyes. Una tablilla, conocida como el Prisma de Esarhaddón, contiene un pequeño detalle sobre la sucesión asiria: Esarhaddón, bisnieto de Tilgath, ascendió cuando uno de sus hermanos mató a su padre Senaquerib. Y la Biblia también señala esto: parece que, en este punto al menos, están registrando fielmente los eventos (Zunkir / CC BY-SA 4.0)

7. Shoshenq: el Primer Faraón

¿Recuerdan cuando dijimos que Tiglat era el primer rey no hebreo que apareció en la Biblia? Bueno, mentimos, en cierto modo. Este es el Portal Bubastita, que registra las victorias de Faraón Shoshenq I en todo el Medio Oriente, incluida Jerusalén, en el siglo X a.C. Shoshenq es casi seguro que es el Shishak bíblico, y su inclusión nos dice algo muy revelador. Shoshenq vivió antes que cualquier otra persona en esta lista, y proviene de una época de información poco confiable. Los compiladores de la Biblia quizás hayan olvidado todo lo demás de esta época, pero recordaron a Egipto y su ataque (Olaf Tausch / CC BY 3.0)

8. Nabucodonosor II: Conquistador de los Hebreos

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )