Las antiguas construcciones de civilizaciones pasadas siempre tienen algo que contarnos. Luego de siglos de investigaciones, conseguimos nuevas pistas e indicios que podrían cambiar la historia. Este descubrimiento pasó a inicios de siglo, pero hoy en día vale la pena revivir los resultados de la investigación.

Lo que sabemos de la esfinge

En la antigua civilización egipcia construían complejas edificaciones, representaciones y esculturas por diversos motivos. Uno de ellos era para venerar a dioses o figuras sagradas. Otro sería por la representación de fuerza y poder o por respeto a los faraones. Pero en el caso de la gran esfinge de Giza fue una veneración a la Imagen Viviente.

Las estimaciones más aceptadas apuntan a que fue erguida hace unos 2500 años. Algunos dicen que la mano de obra fue esclava, mientras otros aseguran que, a pesar de que era un trabajo esclavizante, recibían paga. Para darle forma esculpieron directamente sobre la piedra caliza.

Edad aproximada

El dato mencionado anteriormente es una simple estimación, porque concluida una nueva investigación cambian su edad. Los problemas para determinar con exactitud la fecha de creación llegan porque no tienen un parámetro fijo. Algunos utilizan la reacción del sedimento ante algún químico experimental mientras otros solo estudian la erosión.

Muro Oeste de la Esfinge donde se puede comprobar la erosión producida por el agua

Hoy en día no se conoce a ciencia cierta cómo hacían para subir los pesados bloques hasta las partes más altas. Se tienen varias nociones básicas, pero ninguna está confirmada. Este aspecto, junto a que no se sabe cómo construían cada bloque, no ayudan a los investigadores, porque prácticamente no hay restos de herramientas ni maquinaria.

Reciente investigación

A principios de la década de los dos mil, dos científicos ucranianos realizaron su propio estudio. Parkhomenko y Vjacheslav mostraron al público sus conclusiones en la Conferencia Internacional de Geoarqueología y Arqueomineralogía y dieron mucho de qué pensar y redebatir a los invitados.

Ellos se basaron en las piezas dañadas de la estatua y concluyeron que el daño fue ocasionado por los golpes energéticos de olas. Esto indica que la edad aproximada de la escultura asciende a más de 800 mil años, porque los últimos cuerpos de aguas tan grandes fueron lagos de agua dulce que ocuparon estas tierras en el pleistoceno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here