Las «ruedas de carros» prehistóricas de Malta desafían la explicación.

Las «ruedas de carros» prehistóricas de Malta desafían la explicación.



Las islas maltesas de Malta y Gozo se caracterizan por una extensa red de líneas paralelas grabadas profundamente en la piedra. Estas antiguas pistas, que suman cientos, si no miles, presentan un enigma para los académicos. Algunas de las curiosas líneas parecen llevar intencionalmente a acantilados o extenderse desde la tierra hacia el mar. La pregunta sigue siendo: ¿Quién creó estas líneas tan desconcertantes y con qué propósito?

Las líneas, profundamente grabadas en la roca, cruzan las islas, con una presencia destacada en Misrah Ghar il-Kbir, un antiguo sitio en acantilado en Malta. Al igual que las intrigantes líneas de Nazca en Perú o los enormes círculos de piedra en el Medio Oriente, estas pistas han desconcertado a los investigadores durante años. Sin embargo, a diferencia de las intenciones ceremoniales o divinas sugeridas para las señales del desierto, estas llamadas «huellas de carros» de Malta se presuponen como evidencia de actividad de transporte o industrial: los ferrocarriles primitivos del mundo antiguo.

Las enigmáticas huellas de carros de Malta, en Misrah Ghar il-Kbir o «Clapham Junction» (Ronny Siegel / CC BY 2.0)

El término «huellas de carros» surge de su similitud visual con las pistas dejadas por carros, pero su propósito exacto y el método de creación permanecen desconocidos. Estos surcos hechos por el hombre consisten en canales dobles, surcos paralelos tallados en la piedra caliza de las islas. Los canales varían en profundidad de ocho a 15 centímetros, pero algunos pueden llegar a ser tan profundos como 60 centímetros. La distancia entre las pistas es de aproximadamente 140 centímetros, aunque no de forma consistente. Cabe destacar que las huellas en el sitio de San Gwann en Malta supuestamente tienen medio metro de profundidad, lo que las marca como las más profundas descubiertas.

Según un artículo de CartRutsMalta.com, parece poco probable que cualquier vehículo, ya sea trineo o con ruedas, pudiera recorrer estas pistas, ya que el eje o la plataforma deberían ser de más de uno o dos metros de altura.

Hay una variedad en la apariencia de los surcos, con algunos siendo estrechos, profundos y angulares, como si fueran tallados con herramientas, mientras que otros son más anchos, menos profundos y en forma de V, lo que sugiere erosión a lo largo del tiempo y el uso. ¿Implica esta variabilidad diferentes vehículos para diferentes propósitos, o simplemente los efectos de la erosión variada con el tiempo?

Pistas anchas y con fondo plano en Malta (Dirk Heitepriem/ Dominio público)

El propósito de los surcos sigue siendo esquivo, ya que algunas de las pistas se detienen abruptamente en bordes de acantilados, atraviesan crestas empinadas o incluso se extienden desde la isla hacia el mar, continuando bajo el agua.

  • Göbekli Tepe: Templos antiguos de Turquía
  • Monumento controvertido de Yonaguni en Japón

En Misrah Ghar il-Kbir, las huellas son tan abundantes que el sitio ha ganado el apodo de «Junction de Clapham». El número y la aparente congestión de las pistas reflejan la intrincada red de raíles encontrada en la bulliciosa estación de tren en Londres, Inglaterra.

Huellas de carros en Misrah Ghar il-Kbir, Malta (Lysy / CC BY-SA 3.0)

Pistas similares se pueden encontrar en Italia, Grecia, Turquía, España, Francia y Alemania, pero difieren en origen y propósitos conocidos. Algunas pistas fueron construidas deliberadamente con mampostería, y algunos patrones resultaron de la erosión natural de las sendas de los carros. Estas diferencias hacen que las pistas en Malta sean únicas en todo el mundo.

Los arqueólogos teorizan que las huellas maltesas resultaron del paso repetido de carros, trineos o trineos (con ruedas o con patines) por la misma ruta durante décadas o siglos. Este sistema puede haber facilitado el transporte de mercancías. Otros especulan que estos canales deliberados constituían un antiguo sistema de irrigación en las islas. Una teoría menos aceptada propone una función astronómica para las líneas.

Añadiendo misterio está la pregunta de cómo se impulsaban los carros. Si se utilizaran animales para tirar de los carros, se podrían esperar sus huellas entre o fuera de los surcos paralelos, pero no hay evidencia de eso. Esta falta de evidencia lleva a algunos investigadores a conjeturar que los carros eran empujados o tirados manualmente por humanos.

Se especula que las líneas fueron dejadas por recién llegados de Sicilia que llegaron a Malta alrededor del 2000 a.C., en los albores de la Edad de Bronce. Sin embargo, el arqueólogo maltés Anthony Bonanno postula que las huellas son obras fenicias, lo que situaría su creación en el relativamente más reciente siglo VII a.C.

Algunos investigadores relacionan estas enigmáticas líneas con los destacados templos de Malta. Se especula que las huellas podrían ser evidencia residual de los métodos empleados en la construcción de estos templos. ¿Podría ser posible que estos trineos se usaran para transportar piedras cuadradas pesadas desde lugares lejanos hasta los sitios de los templos?

  • Derinkuyu: Historia de la ciudad subterránea de Turquía
  • Los misterios de la Carretera de Bimini: Antigua, submarina… y artificial?

Los sitios del templo de Malta y Gozo han ganado renombre mundial. Los más de 30 complejos y estructuras de templos de piedra datan de 5500 a 2500 a.C. Se dice que estas estructuras son los monumentos de pie más antiguos conocidos en el mundo, anteriores a Stonehenge y las pirámides egipcias.

Sitio megalítico de Hagar Qim en Malta (V. J. Matthew / Adobe Stock)

Una hipótesis sugiere que las huellas de los carros se formaron durante este Período de los Templos mientras se movía la capa superior del suelo hacia y desde los sitios para la creación de campos cercanos.

Anthony Bonanno, un arqueólogo, está firmemente convencido de que las huellas están intrínsecamente relacionadas con los templos. Destaca el grupo de pistas del área de Buskett, que corre adyacente a la cantera más grande y significativa de Malta. Bonanno especula que estas fueron creadas para transportar bloques enormes para la construcción desde la cantera hasta un camino en tiempos antiguos. Haciendo un paralelo con la construcción de Stonehenge, donde piedras pesadas fueron transportadas sobre distancias de hasta 225 kilómetros, Bonanno sugiere que los constructores de templos en Malta pueden haber tenido una preferencia por ciertos tipos de piedras y se esforzaron por transportarlas a los sitios de construcción.

Sin embargo, estas huellas no tienen puntos de inicio o final claros en los templos megalíticos en Malta, por lo que esto sigue siendo una teoría especulativa.

Huellas de carros en Misraћ Gћar il-Kbir, Malta (Maximilian99 / CC BY-SA 3.0)

No se ha establecido definitivamente que todas las huellas fueran el resultado de cargas pesadas. Algunas pistas están tan bien definidas que podrían haber sido cortadas manualmente. El autor y periodista Graham Hancock escribe en su libro «El inframundo: Los misteriosos orígenes de la civilización», «Es seguro, también, que no fueron simplemente desgastadas en la dura piedra caliza por el paso de ruedas de carros durante siglos, como muchos teorizaron erróneamente; al contrario, no hay ninguna prueba de que las ruedas de los carros alguna vez pasaran por estos surcos, que inicialmente fueron tallados en el lecho de roca con herramientas».

Una gran cantidad de preguntas continúa rodeando a las enigmáticas huellas de carros de Malta. Claramente, los canales desempeñaron un papel significativo en la vida de los antiguos habitantes, pero su verdadero propósito y el papel que desempeñaron podrían permanecer para siempre como un misterio, con las respuestas oscurecidas por el paso del tiempo.

Imagen de arriba: Huellas de carros en Misrah Ghar il-Kbir, Malta. Fuente: Maximilian99 / CC BY-SA 3.0.

Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )